lunes, 8 de mayo de 2017

¿Sempiterno?

Soy incapaz de prometerte que te voy a querer para siempre a mi lado, pues como dice una de mis adaptaciones cinematográficas preferidas, Alicia en el país de las Maravillas de Tim Burton, para siempre a veces dura sólo un segundo. 

Inhabilitada para planear, pero capaz de amarte con todo lo que soy, siento que el tiempo que nos dure la chispa no es lo importante, tanto como asegurarte que cuando el barco se nos sacuda o estemos en una tormenta, haré todo lo que esté a mi alcance para atravesarla juntas y permanecer ilesas e intactas. Es esa la única manera que conozco de hacer que no nos desgasten las cosas difíciles que se pueden venir.
 
¿Por qué habría de dejar de pensar y/o sentir lo que está pasando? No tiene mucho fondo porque pocas veces he sentido tanto (y tan acertado) en tan poquito tiempo y aunque eso puede hacernos arder hasta acabarnos, puede ser sólo la prueba de que por fin hay en mi vida loca alguien por quien vale la pena quedarme a disfrutar del viaje, en vez de salir corriendo cuando el primer quilombo aparezca (como suelo hacer).

Todo con vos, bombón, ¡y qué y qué y qué!

Fluir nunca había sonado tan acertado, despacio y pasito a pasito nos vamos construyendo los días juntas y eso es todo lo que necesito saber, que vas a estar a mi lado en cuantas noches puedas, en cuantas mañanas quieras y que durante el día vamos a seguir jugando a darnos amor...

Eterno o efímero, no sólo depende de mi y de mi legión, también cariño, depende de vos.

No hay comentarios: