domingo, 8 de enero de 2017

Abrí los ojos y reaccioné

¡Eso de guardar esperanzas en alguien o de estar con alguien si es una pendejada! Se llena uno la cabeza de ideas y cuando no se hacen realidad queda uno como un bobo, solo y aburrido.
Ya no quiero guardar esperanzas con nadie, no me apetece sentirme maluca por no estar con alguien -estar, en el mayor espectro posible de la palabra-.

A la mierda todo esto, que cada quien haga lo que le de la gana, si coincidimos bien y se vive, si no, pues nada, que cada quien siga haciendo lo que le plazca.

No hay comentarios: