domingo, 16 de abril de 2017

Bombón, esto es para vos

Si te veías tan provocativa en una hamaca a media noche y a oscuras, no me imagino cómo te verás de bien con el pelo revolcado, enredada entre sábanas mientras te recorro de pies a cabeza...

¿Cómo llegamos ahí? No sé si es tu boca, tus ojos, tu mirada, tu cuerpo o la forma como me hablas, pero era inevitable que en algún momento te saltara encima para besarte, y vaya sorpresa me llevé, ¡qué delicia! 

En tu boca me podría quedar horas, sintiendo tus labios, tu lengua, mordiéndote suavecito, jugando... Lo recuerdo y se me revuelca algo adentro y por eso estamos aquí (aparte de que me pediste que hiciera algo similar a esto)

Te beso y algo se despierta en mi, las ganas se van abriendo paso a medida que nos besamos y te voy quitando la ropa, esta vez juego yo y te tocará quedarte quieta, a ver cómo lo soportas porque no te voy a dejar el control. Se va yendo la ropa y te tiro en la cama, esas sábanas grises me encantan y te resaltan la piel, me gusta muchísimo ese color tuyo, me provoca tocarte toda y eso es lo que haré.

Te recorro la cara, las orejas, el cuello con mi boca, mientras enredo mis dedos en tu pelo y te sigo besando, bajando poco a poco y así, despacio ya tengo mis labios en tus bubbies, las lamo, las respiro, las toco de lado a lado con la lengua y a mordiscos y de repente se te sale un gemido. Me mojan los gemidos, es demasiado excitante tenerte así debajo de mi.

Sigo bajando por tu abdomen, costados, piernas... arriba y abajo, pasando por el lado de tus calzones sin detenerme en ellos, te volteo y recorro tu espalda que me fascina y de repente bajo, te muerdo la nalga, le doy besitos, la acaricio, la aprieto y así boca abajo te quito lo único que te quedaba de ropa, ¡por fin! 
Empiezo a pasar la lengua, despacio y a sentir lo que tu cuerpo dice, te busco con mis dedos y sin prisa los muevo de lado a lado, te volteo y con tus piernas alrededor de mi cabeza voy pasando la lengua por uno de mis lugares favoritos, mordiendo despacito, chupando, aumentando el ritmo a medida que tus movimientos y tus gemidos me dicen que lo haga. Mis dedos se unen al juego y entre ellos, mis labios y mi lengua te hacen venir en mi boca, ¡qué arqueada tan bonita y qué sensación tan deliciosa!

Me gusta muchísimo recostarme sobre vos y es lo que hago para descansar un ratico, un abrazo grande para recargar las energías antes de seguir haciéndote sentir delicioso siempre es bueno, ¿no?

En esas sábanas revueltas te revolqué y te recorrí de un lado a otro, disfruté cada pedacito de tu piel y no veo la hora de volver a tenerte frente a mi porque ya sabes lo que te voy a hacer...

Besitos encoñadores

Besitos encoñadores, de esos que uno pide al Universo cuando piensa en su gusto por alguien, "que bese rico, que bese rico", por favor, eso lo superaste con creces.

Todo lo rico bombón, qué delicia de noche, hasta la parte de dormir un poco fue deliciosa. Me encantó dormir entre tus brazos -y eso no lo suelo hacer, no me gusta-.

Tengo esta cabezota entamborada y seriamente antojada, ¿por qué te tenías que ir?, deberías venir en mayo o en junio conmigo otra vez.

¡Quiero más! Te quiero conocer, porque de verdad no nos conocemos mucho, aunque digas que sabes cositas sobre mí, no es recíproco.
Toda, por dentro, por fuera, quiero saberlo todo. Qué te gusta, qué odias, qué te mueve, qué te hace levantar en las mañanas. Cuáles son tus sueños, tus filosofías, qué es lo importante y lo que te hace estallar de felicidad.

Sin afán, lo quiero todo... con vos.

viernes, 7 de abril de 2017

¿Yo qué les dije?

Al final, ¡yo siempre me quedaré con la chica!

Para vivir como millonario hay que tener cojones

http://www.lasdeliciasdemaiky.co/vivir/

jueves, 9 de marzo de 2017

Vomitando letras

Vos sos de los capítulos más difíciles de cerrar en mi vida. Tal vez nunca lo logre cerrar del todo, tal vez siempre haya un espacio vacío para que lo llenés, no lo sé.

Pocas cosas me han costado tanto como cambiar el chip con vos, ese chip que te define como una amistad, una del alma y que elimina la eterna ansia de algo diferente. Es muy putamente difícil. Día a día lo intento y a veces me siento victoriosa y en medio de mi vanagloria sonrío, pero otras veces aparecés y cual tsunami desbaratás todo lo que tenía pensado, todo lo planeado y por algún huequito me hacés derretir y ¡pum! cae al suelo todo. ¡Me da una rabia!

Odio admitir que escucho tu voz y saberte lejana me corroe el alma.
"Uno recibe lo que merece" es de esas frases que ahora mismo, escribiendo a velocidades alarmantes por necesidad de cambiar mi taquicardia, no entiendo. ¿Qué cojones he hecho para merecer tanta dificultad de mandarte al carajo? ¿para sentir que es una condena? odio las condenas, a la mierda, yo soy más que eso.

Yo soy más que una emoción desbordada, apelo a mis 3/4 de cerebro para que dejen la "maricada" y entiendan cómo son las cosas.

Las cuentas claras.

Una de las personas más importantes de mi vida, una que hace parte de la realización de uno de mis más grandes sueños, una que ha sido amiga -intermitente pero poderosa- por mucho tiempo. Una mujer admirable, muy loca a veces, un desborde sin igual de energía y de alegría, una fuerza imparable, de esas que sabés que si no te ponés de su lado, va a seguir sin vos.

Si se te olvidó qué y quién soy yo en tu vida, es tu problema, yo no debería estar prestándole tanta atención a tu forma de actuar.

La gente hace, no me hace.

Siempre tendrás un espacio en mi recuerdo como "el paisaje más soñado, el lago en el cielo". Recuerdo cerrado, como merece ser.

...
Ese es el problema, los puntos suspensivos con vos.
 

martes, 14 de febrero de 2017

Esta sensación rarita en mi interior tiene nombre propio, tiene causa definida. Ella no está y la extraño. Revivo en mi mente la última interacción que tuvimos y me pregunto qué le está pasando, no es normal, no es común en ella y sé que lo sabe. Aunque le he repetido hasta el cansancio que cuando se va me hace un hueco, seguramente no me lo ha creído porque no se apartaría tan fácilmente. Si supiera la fuerza que tengo que hacer para no gritarle o para no soltarle un simple hola. Me llama a gritos, su mente y la mía están conectadas y la siento, detesto tener que darle una lección otra vez. No está bien, si lo estuviera no se iría, yo la puedo ayudar, rescatarla si es del caso, lo he hecho mil veces y lo haría billones más, en eso consisten nuestros muy desarrollados poder y arte, pero le tengo que volver a mostrar que si ella se va, yo no voy a tirarla hacia mi. Así me trague el corazón cada hora y me tenga que repetir cientos de veces que soy muy fuerte. Lo que sigue lo conozco, más ocasiones de las que quisiera lo he vivido, en un par de días después de su regreso todo estará bien. Somos imanes.

lunes, 13 de febrero de 2017

domingo, 12 de febrero de 2017

sábado, 28 de enero de 2017

domingo, 15 de enero de 2017

Así como cuando uno se va de viaje y el compi de piso se encuentra al man con el que uno está saliendo, en un supermercado, dándose picos con una grilla, así...
Otro que se va, realmente no pasa nada, sigo intacta.

domingo, 8 de enero de 2017

... El ratón del queso -me enojé-

Esos amigos que le dejan de hablar a uno porque su pareja así lo quiere, ¿qué ome?
Eso no es amistad, así no deberían ser las cosas, es una falta de respeto, de cojones, de confianza, de todo.

No quiero más gente así en mi vida, que se vayan al carajo y ya veremos si se atreven a venir llorando cuando su relación tambalee o se termine, porque ahí si seguro se dan cuenta de todo lo que perdieron y lo intentan recuperar.

No me ha pasado una sola vez en la vida, ya me sé de memoria cómo van las cosas con estos supuestos amigos que me hacen sentir tanta rabia que a veces creo que me va a dar un aneurisma.

Y es que llega una persona aparecida y después de un comentario o una discusión borra años y años de bonita amistad, y casi siempre la causa con celos, hágame el hp favor.

Y lo peor es que casi nunca el "amigo" este es capaz de decirle a uno la situación como para despedirse, "pedir un tiempo" o algo, ¡no!, solo se aleja y uno se da cuenta cuando la ausencia hace presencia y se topa uno de frente con el silencio. Es el colmo llegar a eso después de haber pasado días y noches enteras hablando de las confesiones más íntimas y los asuntos más personas posibles.

¡Qué puto descache alguien así!
 

Abrí los ojos y reaccioné

¡Eso de guardar esperanzas en alguien o de estar con alguien si es una pendejada! Se llena uno la cabeza de ideas y cuando no se hacen realidad queda uno como un bobo, solo y aburrido.
Ya no quiero guardar esperanzas con nadie, no me apetece sentirme maluca por no estar con alguien -estar, en el mayor espectro posible de la palabra-.

A la mierda todo esto, que cada quien haga lo que le de la gana, si coincidimos bien y se vive, si no, pues nada, que cada quien siga haciendo lo que le plazca.

miércoles, 4 de enero de 2017

¿Resoluciones de año nuevo?


http://www.lasdeliciasdemaiky.co/resoluciones-ano-nuevo-ome/
¡Y no te borro nada más pa' que te sepa a puta mierda ver mi vida!

Perdiendo el tiempo

Ya no sé si llegué tarde a tu vida o si llegué a tiempo. ¿O tal vez llegaste? 
A mi vida le caes en un buen momento, pero veo que a la tuya no, aunque lo que veo es diferente a lo que siento, a lo que me haces sentir.

Hay cosas que pasan de las que uno no entiende nada. Vos y yo coincidiendo en este momento es una de esas cosas. Y como siempre, me como de vez en cuando el coco intentando descifrar de qué va todo esto.

Creo que hay una lección aquí guardada, aunque aún no la veo.
¿Que deje de ser ociosa con la sexualidad con una mujer? ¿Que te ayude a descubrir quién sos realmente? ¿Que te deje en paz -como mejor persona- porque ya hay alguien más en tu vida? ¿Que vuelva y omita el gusto físico y me enfoque solo en construir una amistad como lo que planteaste la última vez, el 31 de diciembre? ¿Que te sacuda el mundo?
No lo veo claro. Será fluir con mucho respeto y mucha ética para no herir a nadie, no me gusta herir, ni que me hieran, entonces será apegarme al karma y portarme de acuerdo a lo que vayás planteando, no yo para no meter las matas ni nada.

Fluir con cuidado. FIN.