miércoles, 30 de noviembre de 2016

Grrrrrrr y todo lo rico

¡Esas ganas que le tengo no se van a ir nunca o qué!

Me la imagino y me emociono, ahí tendida en una cama, con su abdomen marcadito, llena de tatuajes, los ojos brillantes, sonriendo nerviosa...
¡Ay, ay, ay! golosa con ella como siempre -la lejanía lo alborota, lo acepto-.

Y no crean que no lo combato, todas las razones por las que no debería querer comérmela toda salen por todos lados y están más claras que el agua, pero hasta que yo no lo saque del sistema, sé que no se irá de mi, menos siendo ella como es.

Está idealizada, lo sé.

Seguro y es mal polvo.

¡Ja! de todo menos eso, es una cosita loca, una cosita deliciosa, lo recuerdo, no hay sino que despertarla y hace estragos, ella es un tsunami per se.

Si ella supiera... Pues seguro lo sabe ya y si no, lo sabrá, o lee esto o se enterará si vivimos lo que planeamos. Si "me hace ilusión" dice ella, ni se imagina lo que me hace a mí.
Oh por dios, he perdido la cabeza.
No, no debo hacer nada. No a ella.

¡Algún día le quitaré los calzones, joder! o se me quita la gana y no pasa nada. Normal.

jajajaja qué deschavete más charro este

No hay comentarios: