jueves, 28 de enero de 2016

2

A veces miro las letras sobre el teclado y ni una palabra se forma en mi mente. Otras veces es como si todo estuviera ahí, esperando que mis dedos abran la puerta para dejarlo salir.

Hoy es uno de esos días de pensar y pensar, de dar vueltas como Luna, de divagar entre un mar que no sabe si está en calma o en tormenta.

A veces todo está muy claro, la vida es simple, los colores son nítidos, pensar es un acto sin mayores repercusiones. A veces por el contrario, se atacan pensamientos unos a otros, todo se vuelve una gran paleta desordenada, llena de pendientes, de asuntos sin resolver, un diluvio caótico de sensaciones y hormonas y todo se complica.

Sonreír, secarse lágrimas.

miércoles, 13 de enero de 2016

Tinkin

Que nadie te quite la tranquilidad.
Por la consciencia se enamora, por el ego se olvida.
Saca el ego a flote, es hora.
Abre los ojos, piensa, aférrate a lo que se requiere para pasar sobre esto y permanecer intacta.

RESPIRA, SONRÍE, AGRADECE

viernes, 8 de enero de 2016

Saber qué se quiere es tan importante como saber qué no se quiere.


Quiero libertad, un amor que camine a mi lado, que crezca confiando y sea sincero sobre el miedo.
Quiero saber que hay alguien que se siente feliz de compartir sus días a mi lado, que "brille" ante nuestra presencia.
No quiero mediocridad, no quiero andar frenando sentimientos ni amarrando mi forma de ser y actuar porque a la otra persona no le va bien que yo sea conquistadora.
No se trata de prometer amor eterno, pero si se trata de disfrutar hasta con las vísceras.
Hacer lo que nace sin restricciones por lo que el otro pueda pensar, eso es lo que quiero.
Quiero verdades, quiero plenitud.
No quiero poseer ni ser poseída, quiero que el corazón salte de alegría al admirar la forma de vivir, de pensar, de ser de la otra persona, y que pa' acá sea igual.
Quiero equipo, quiero fluir como el agua.
No quiero cárcel, no quiero engaños.
Ya estoy muy grande para ser engañada, para meterme en una relación en la que no se pueda ser libre porque hay que seguir un libreto. Eso no lo quiero.
Cada uno da lo que le nace. A mí me nace dar mucho, me encantaría reciprocidad, no que todo dependa de mí.


Capurgalivin

En la playa, en el mar, en el cielo, en el paraíso.
A mi lado un viejo todo, en mi mente, la nada.
Poesía pura.
La vida misma.

¿Quién soy yo para quejarme? Todo cambia, es eso lo único que no cambia.

Ajustarse al nuevo mundo, abrazar la alegría y caminar con ella de la mano.
Despedir el pasado sonriendo.
Todo es nuevo ahora.

Calma, respirar con calma y dejar ir...

sábado, 2 de enero de 2016

Amor por las letras

La extraño, pero me lleva el diablo antes de hacérselo saber...
Su vida lejos de la mía, mi vida lejos de la suya, así es como debe ser.
Conclusión sacada luego de innumerables golpes y dramas.
Me quedan las letras, los juegos, la música y todo lo que me la saca de la mente.
No es orgullo, es auto conservación. 
La verdad es que en el momento en que entramos en contacto, afloran velozmente mis ganas de salir corriendo arrepentida por volver a compartir aunque sea un saludo. 
Inmediatamente se desatan los quilombos y no es vida, a su lado no hay vida, a su lado hay problemas, reproches y una serie desafortunada de ataques.
Gas, que se quede donde quiera que esté siempre y cuando sea bien lejos de mi.

¿Ven para qué sirven las letras? Ellas solitas me devuelven a mi lugar.

viernes, 1 de enero de 2016

Ausencia de matices

Puede tenerla, como un adorno más en su casa, como una medalla más en su pequeño altar.
Nunca tendrá su alma, nadie podría tenerla.
Ella se deja tener por momentos.
Una flor se abre, una estrella brilla con fuerza.
Luego se esconde sin avisar.
Si puede mantenerle la sonrisa por un segundo, puede tenerla.
Ella merece sentir, vivir, disfrutar, estallar.
Alguien la rompió tan fuerte que todavía no ha terminado de pegar sus pedazos.
Se le ven las grietas a simple vista. 
Grietas que dejan asomar un enorme vacío.
Negro, todo negro.
Una flor se marchitó, una estrella murió repentinamente.
Cae la noche y no hay luz.
Un corazón se rompió. Un alma se corrompió.
Negro que atrae, incredulidad de la existencia de la nada.