miércoles, 11 de noviembre de 2015

Disfrutar la vida y punto

Respirar, sonreír, respirar, sonreír.
La vida se trata de disfrutar, de aprovechar todo lo que pasa para crecer un poquito, pero sobre todo, de disfrutar.
Amargarse no tiene mucho sentido. Meterse a hacer la misma actividad durante 8 horas o más al día, 6 días a la semana y 40 años o más, no tiene sentido tampoco, y lamento si al leerlo se le hieren susceptibilidades.
La vida es viajar, besar, sonreír, tirarse de frente al miedo y vencerlo. La vida se trata de emociones fuertes, de esas que hacen que se te encharquen los ojos, que te falte el aire, que crees morir.
De orgasmos, de abrazos, de brindis y buenos polvos.
De parar y ver una flor naciendo en la calle, de admirar los cielos de colores, de derretirse de amor, de buena música.
De perderse en unos ojos y sentir que se te va la vida en ellos, de buenos tragos, de sensualidad, ¡de buena energía!
La vida hay que sollársela y dejar de gastarla mediocremente bajo el discurso de que hay que trabajar. 
¡No! La madre que parió al cabrón que logró convencer al mundo de esa pendejada.
El Universo es muy increíble y la Tierra es pasada de espectacular como para sólo conocer lo que quede cerquita y sea barato porque no hay suficiente tiempo de vacaciones al año. No me trago eso y no lo haré jamás, no tiene sentido.
¿Ya vio bailar las luces del norte? ¿Ya se solló la Luna llena en el Gran Cañón? ¿Ya buceó en la Gran Barrera Australiana? ¿Ya vio los Dragones de Komodo? 
Hay tantas cosas de locos que demuestran lo que digo que ni espacio hay para discusión.
Hay que abrir los ojos y sollarse el viaje en la vida, darse palo cuando toque hacerlo pero no quedarse en ello porque la vida es mucho más. 
¡Disfrute!
Sonreír, saludar al Sol, desentonar en el mundo por la alegría que te recorre hasta que llegue el día en que dejes de ser el diferente y ya no desentones.
Enamorarse de la vida, de la vida misma.
Y si, bien pueda y diga lo que dice todo el mundo: "estás loca o sos loca"
Si, ¿y qué? si mi locura me hace vivir como lo hago, la amo.

No hay comentarios: