miércoles, 7 de octubre de 2015

Día 3

Nadie dijo que sería sencillo, mucho menos fácil, pero ¡eah! cómo extraño Tranquilandia 24/7...

Tantas cosas por hacer, tantos quilombos por solucionar, es abrumador, honestamente. Sólo le pido al Universo que me de la sabiduría, la calma, la paciencia y la tranquilidad para no deschavetarme -más- y hacer esta nueva misión de forma exitosa, sin arrancar la cabeza de nadie, sin salirme de quien soy.

Me llena de expectativas, pero al mismo tiempo me da pánico, me siento atacada a ratos. Supongo que como todo, es cuestión de aprender a fluir en este nuevo reto.

No hay comentarios: