sábado, 14 de febrero de 2015

Parecía, pero no fue

Dando una vuelta por el Universo, me senté en mi columpio estelar favorito...

"Pensé que te estabas reivindicando conmigo"

"Lo intenté, pero algo salió mal. Tal vez no era así, tal vez te estaba entreteniendo"

"¿AH?" -con cara de atónita enrabiada-

"Tal vez lo que seguía era entretenerte, no pasa nada, eso también es bueno, ¿no?"

"Te mato"

"¿Disfrutaste?"

"Si, cuál es el punto aquí?"

"Entretenerte"

"Fuck you, mirá en las que me metés!"

"¿Intacta?"

"Si, aunque no entiendo muy bien qué pasó. Es como cuando encontrás una grieta en tu apartamento nuevo, estás feliz por estrenar, pero la rayita está ahí, molestándote cada que la ves"

"Podés preguntar si tanto te molesta"

"Preguntar no tiene punto, no va a dar nada que haga cambiar el curso, no tenemos intención de cambiar el curso de hecho. Es mejor dejarlo así, acostumbrarme al sinsentido de todo esto, como se acostumbra uno a la rayita de la pared o se cansa y le echa pintura encima"

"¿Lo vas a pintar?"

"Voy a ignorar todo esto, nada está en mis manos. No es el primer asunto que se desboca, no será el último, de tanto en tanto desaparecerá. O lo pintaré con otra historia encima y quedará enterrado como un color viejo y desteñido. Es mi pared, es mi decisión tumbarla, pintar la rayita o seguirla viendo, ¿no? Decido no verla más"

"Sabia decisión"

"La próxima vez que me mandés uno de esos, te dejo de hablar"

"Parecía tan indicado esta vez..."

"Parecía mi querido Universo, parecía... pero no fue".

No hay comentarios: