domingo, 22 de febrero de 2015

Para vos, príncipe real

Vos me enseñás realidades, perspectivas diferentes.
Te has despegado de la vida y con los ojos brillantes encarás la muerte, la mirás fijamente y te le reís en la cara. Ella sabe que le va a ser difícil conseguirte y te mira con rabia, te tienta, te coquetea y espera con paciencia tu reacción. Vos la ignorás, le das casquillo y volvés a alejarte. 

Qué admiración, qué grande!

Es como un baile constante, vos todo un galán, ella toda una dama, moviéndose a un ritmo que para todos es un misterio, un secreto que guarda quien lidera el cortejo, tu corazón.

Fuerte, indomable, sereno algunas veces, incontrolable otras, lleno de amor, en búsqueda constante de plenitud, espiritual y fantástico. 
En ese corazón que tiene el secreto del compás, he depositado toda mi esperanza para que se canse ella de buscarte, de bailar con vos y se vaya dejándote conmigo, porque para mi es muy claro, este viaje lo prefiero vivir con vos...

No hay comentarios: