domingo, 28 de septiembre de 2014

Te lo confieso

Nada me gustaría más que perderme en vos, en tu piel, en tu pelo, en tus ojos, en tu cuerpo, en tu boca. Si, en tu boca.

Navegarte como capitana, de la calma al delirio, y de vuelta otra vez. 

Provocar tu descontrol, erizarte, que se te olvide el mundo entero menos lo que nos está pasando, enloquecerte, que se caiga todo pero que detenernos no sea opción, saborearte, que en tu desespero no te quede más que dejarte ir y estallar.

Nada me gustaría más que perderme en vos, en tus movimientos, en tus expresiones, en tu energía, en tus ganas, en tu locura.

Cariño, vamos a jugar con el tiempo y  a perdernos en vos y yo.

No hay comentarios: