sábado, 21 de junio de 2014

Todo era más fácil,
No existían errores irreparables,
Tenía un colchón de amor y apoyo,
Siempre sabiduría a mi lado,
Protegida por mil escudos,
Crecer no era una obligación.

Era la niña,
La de los ojos,
La de los amores,
La de su cielo, su Sol, su luz, su todo,
La de su lucero,
No tenía que crecer.

Todo era más fácil,
Todo se arreglaba solo,
Todo fluía,
Si el norte perdía,
Fácilmente volvía a encontrarlo,
Quién pensaría en crecer?