sábado, 20 de diciembre de 2014

Bendición y/o maldición

Mi mayor error fue enamorarme de ella, aunque no por eso me arrepiento. Cuando uno entrega todo lo que tiene sin control alguno, solo quiere decir que sentía con fuerza, con ganas, y así es pecado arrepentirse.
Tal vez el verdadero kilombo fue no saber como soltar las amarras y viajar hacia otro lugar cuando era el momento.
No sé...
Fue un error que me costó reaccionar de un golpe durísimo contra el suelo, me tardé mucho tiempo en abrir los ojos, lamer las heridas, secar mis lágrimas, levantarme para recoger y armar los pedazos que la caída me dejó, y finalmente tomar fuerza para volver a caminar, para mirar al cielo de colores sin miedo y con la calma después de la tormenta volver a respirar.
Aprendí que puedo desafiar toda lógica, irme en contra de la razón, cerrar por completo los ojos y amar sin involucrar el cerebro, por encima del dinero, la gente, y todas las señales que a gritos me pedían que me alejara antes de lanzarme a lo que sería una muerte segura. Por eso no puedo arrepentirme, pero con humildad y hasta un poco de nostalgia reconozco, después de tanta tómbola vivida, que enamorarme de ella ha sido el peor error que jamás he cometido.

viernes, 19 de diciembre de 2014

Desgarrándome

De las cosas más frustrante que pueden pasar es que el cáncer sea agresivo con una persona que amás y no poder hacer nada -aparte de mandarle buena energía-, porque los médicos decidieron que no tienen forma de curarla.
AH?
Me cago en la puta madre.

Qué queda? Darle amor en la distancia -porque bien lejos está- y desear que lo que le queda de vida lo viva de la mejor forma, que cuando sea su hora de partir no sufra demasiado, que se vaya tranquiliza, sin dolor y llena de satisfacción por haber hecho un gran trabajo en el planeta, por todo el amor que nos dio, la risa que nos causó, por su bondad.

No lo puedo ni creer.

Osea, obvio no era que iba a vivir para siempre, pero cáncer? Otra vez alguien en ese deterioro bárbaro y letal?

Tan ácida como se puede ser

Si usted decide drogarse, es su decisión no la mía.
Si usted decide pasar su vida durmiendo, es su decisión no la mía.
Si usted decide inventarse una dolencia todos los días para justificar su inutilidad, es su decisión no la mía.
Si usted decide no luchar por su hija, que ella crezca criada por otras personas y usted ni se entere, es su decisión no la mía.
Si usted decide malgastar su dinero en sus pésimas elecciones, es su decisión no la mía.
Si usted decide ser un mantenido y vivir eternamente como un adolescente problemático, es su decisión no la mía.
Si usted se quiere creer traqueto y malo, es su decisión no la mía.
Si usted decide aceptar que su familia no pueda compartir con su hija porque no es capaz de enfrentarse a la mamá de ella, es su decisión no la mía.
Si usted decide vivir en un mundo de mentiras, es su decisión no la mía.
Podrirse, llenarse de moho, refugiarse en sus conflictos autoinventados o autoganados, es su decisión no la mía.
Sus problemas son suyos, no míos.
Sus excusas son suyas, no mías.
Sus dramas son suyos, no míos.
Su mediocridad es suya, no mía.

Nada de lo que usted haga, diga, piense, enrede, decida, etc.,  es mi problema, mucho menos mi karma, pues cada quien que haga con su vida lo que le de la gana y mientras más lejos esté su agujero negro de mi, más tranquila, más feliz, más inspirada voy a vivir. Cada quien escoge qué karma vivir y yo el suyo ni lo escogí ni lo escogeré. 

Le quedó claro?

jueves, 18 de diciembre de 2014

¿Qué le pasa al mar?

¿Qué le pasa al mar?
Se está desahogando, entre el cielo y la tierra lo miran gritar.
Se sacude con violencia, se desata y se queja.

Está harto de que lo limiten.
Golpea la tierra con fuerza, pero no la deja, no la puede dejar. 
Ella lo hala, lo suelta y vuelve y lo llama.

Afuera es libre, tranquilo, se mueve como quiere, va a donde se le antoja, recorriendo de un lado a otro con su vaivén.
Y el cielo es su cómplice, lo anima, lo calma, lo alborota, juega con él.

Se dan algo que sólo ellos pueden darse, magia eterna.
Se tocan un poco la piel y así van por el mundo.

lunes, 15 de diciembre de 2014

Razón más para amar el mar


Había olvidado el objetivo de escribir, pensé que se trataba de lograr algo bueno, medianamente importante, pero me encontré bloqueándome a mí misma con esa errada forma de pensar.
Escribir no se trata más que de sacar pensamientos a la calle, hacerlos recorrer y encontrarse con otros para que formen ideas frente a lo que cada uno lleva consigo. De tal manera que al conseguir un poco de claridad, se intente desenredar la maraña de pensamientos caóticos que a menudo llevan a los famosos y detestables sentimientos encontrados.

Y que si no llevan a sentimientos así, tampoco hacen fácil entender lo que uno mismo piensa.

Y así entonces qué?

Frente al mar es difícil mantener la concentración en los problemas que tiene uno consigo o de vuelta en casa, nada aquí parece importar, todo se olvida. Lo raro -o maluco más bien- es que cuando se regresa a casa vuelven y atacan todos juntos en manada, como desquitándose del abandono al que fueron sometidos.

viernes, 28 de noviembre de 2014

Vuelta al campo

El universo se esta reivindicando, no lo dudo.
La tranquilidad de saber que pase lo que pase estaré bien, y si llega el momento de despedirme, seré más grande.
Completa, comparto apartes, historias, sonrisas, filosofías, teorías, caricias, besos, formas, creencias. No me pierdo, no me entrego, solo me comparto.
Nada había sido tan así, ilógico, "confrontador", lleno de un susto transparente, emocionante y calmado.
Avanzando sin aparente avance, sin esperar y sin desenfreno perceptible. Será hoy, será mañana? Hasta donde llegará nuestra negociación?
Fluir, se trata sólo de eso...

domingo, 16 de noviembre de 2014

Darse cuenta

Ella está aquí, no a mi lado, sólo aquí.
Ya no la extraño, poco a poco he dejado que se desdibuje de mi vida, de mi ansiedad, de mi mente, pero no de mi corazón.
Siempre fue fácil quererla, nunca lo fue entenderla, mucho menos seguirle el vuelo, porque así fue, libre, imparable, indomable.
Voló por el cielo dejando mi mirada estática, mi respiración agitada y mi mundo tambaleando con su inexplicable paso.
Se van yendo con el tiempo sus recuerdos, algunos con más silencio que otros y me voy despegando de aquella locura que por un momento sentí atraparme... "Poder decir adiós es crecer", crecer con la inefable certeza de no querer repetir nuestra -o mi- hecatombe.

domingo, 12 de octubre de 2014

Por eso juego

Dicen que escribir es una de las formas más eficaces de desahogarse, cuando no se puede hacer nada respecto de algo que te está rondando en la cabeza.
Tal vez por eso desde hace tantos años decidí escribir, porque a mi alrededor suceden día a día eventos que se desencadenan o encadenan a otros, la mayoría de los cuales a pesar de rodearme no son modificables por mí.
Por lo tanto he tenido dos opciones, envenenarme y carcomerme, o escribir y echar al aire -o a mi blog- las situaciones, personas, “problemas”, circunstancias de las que hablo.
Con o sin sentido aparente, cada palabra que hace parte del juego tiene un significado y no está puesta en su lugar de forma aleatoria, aunque a veces pareciese que así es

Por otro lado


Sonreímos junto al karma mientras bailamos al ritmo de "Caminitos hacia el Cosmos" de Fobia...

"Nada me alivia tanto como irte dejando atrás"

sábado, 11 de octubre de 2014

Te fuiste de nuevo?

Por qué es tan difícil para mí mantener la promesa que hice? 
Terapia, es terapia, bajo esa excusa me refugio para escribirte, sabiendo que no leerás. Si leés no es terapia, es confesión. "Tranquila, no va a leer", no quiero eso.

La vida es más divertida cuando no tengo que pretender que lo que siento por vos no me quema, ni me desgarra cada vez que pasan días sin tu presencia.
A veces me pregunto en qué momento pasó todo esto, cambiamos tanto, crecimos tanto. Es flipante.
Hay un arcoíris entre vos y yo que nos une, que soldó una parte de mí en vos y una parte de vos en mi. 
Lo ignoro, quema. Lo acepto, crece.

Todo lo que está pasando en tu vida es nuevo, y mi "casa rodante" sigue cambiante. 
1 millón de cosas pueden pasarnos en 1 día y es loco pensar que para siempre nos tendremos, es iluso hacerlo incluso. Pero me engancha que en vos puedo ser la que sueña, la que enamora, la que vibra, la que llora, la que manda, la que cede, aunque a veces me siento caminando por la cuerda floja y pareciera que todo lo que construimos entre llantos y sonrisas, podemos perderlo entre palabras y distracción.

Que montón de incoherencias, cierto? Vuelvo a leer y no parece que le estuviera escribiendo a quien se estuviera yendo, parece que le estoy escribiendo a quien día a día baila en mi corazón. 
No tiene mucho sentido esto. 
Bueno, supongo que nada entre vos y yo lo tiene a veces. 

No es lindo esperar el momento en que te vas, no es lindo esperar el momento en que me voy, de hecho no es lindo esperar que nos vayamos, es sólo una noción de realidad posible basada en hechos reales. Y aquí si que han pasado cosas que nos predisponen!

Sin embargo, sabemos que en cualquier momento alguien aquí se tendrá que ir, o se querrá ir -cualquier cosa puede pasar-, sólo espero que cuando llegue el momento, quien lo haga tenga las agallas de mirar a los ojos y decirlo, para eso se inventaron los acuerdos, y vos y yo los hicimos, entonces responde mirándome a los ojos... ¿te fuiste de nuevo?

jueves, 9 de octubre de 2014

:D Gracias!

Gracias, gracias, gracias...

Porque después de la tormenta -o leve llovizna- viene la calma, porque quienes valen la pena prevalecen, porque en el medio de la noche si alzo la mirada al cielo veo estrellas, veo a Orión, veo mi casa.

Porque nada ni nadie tiene poder de quitarme la sonrisa, porque aprendí a bailar sonriendo por la vida, porque nuestros proyectos avanzan con fuerza y con pasión, porque cada día crecemos montones.

Porque me despierto y me acuesto con una gran satisfacción, con tranquilidad, llena de esperanza y fe...

Gracias, gracias, gracias! :D

miércoles, 8 de octubre de 2014

Aprendiendo una nueva lección


LEALTAD
"La persona leal conoce el camino a la verdad. Esto significa que siempre está seguro de lo que quiere y ama. Existen personas que jamás triunfarán. Los desleales y los falsos. Un desleal siempre traiciona. La persona desleal no conoce el camino a la Verdad, pues jamás está seguro de lo que quiere y ama. Una persona desleal siempre traiciona sus principios, sus causas y objetivos, cambia constantemente. Lo que era una verdad, para él, se transforma de un instante a otro en un motivo de traición.
...
El traidor económico, es el más cobarde de todos. Este, por unas pocas monedas es capaz de negar todo principio o trato."
http://fcajmaz.galeon.com/33lec3.html

domingo, 28 de septiembre de 2014

Te lo confieso

Nada me gustaría más que perderme en vos, en tu piel, en tu pelo, en tus ojos, en tu cuerpo, en tu boca. Si, en tu boca.

Navegarte como capitana, de la calma al delirio, y de vuelta otra vez. 

Provocar tu descontrol, erizarte, que se te olvide el mundo entero menos lo que nos está pasando, enloquecerte, que se caiga todo pero que detenernos no sea opción, saborearte, que en tu desespero no te quede más que dejarte ir y estallar.

Nada me gustaría más que perderme en vos, en tus movimientos, en tus expresiones, en tu energía, en tus ganas, en tu locura.

Cariño, vamos a jugar con el tiempo y  a perdernos en vos y yo.

domingo, 24 de agosto de 2014

Entre 2

Podría dolerme un instante si te fueras.
Podría alegrarme un instante si volvieras.
...Limbo...
Como a Cerati en el séptimo día, me da igual.
En qué punto estás?
En dónde estoy yo?
Espera!
Hablamos?
No te quiero volver a ver, no te quiero volver a hablar, no quiero saber nada más de ti.
Te dolerá mi ausencia?
Te dolerá tu pérdida.
Quedémonos con los recuerdos, las sonrisas, los abrazos, los llantos, los gritos, las locuras.
Quedémonos así.
Si no se sabe dónde estás, si no se sabe dónde estoy...
Cómo movernos?
Hacia dónde movernos?
...Limbo...

sábado, 21 de junio de 2014

Todo era más fácil,
No existían errores irreparables,
Tenía un colchón de amor y apoyo,
Siempre sabiduría a mi lado,
Protegida por mil escudos,
Crecer no era una obligación.

Era la niña,
La de los ojos,
La de los amores,
La de su cielo, su Sol, su luz, su todo,
La de su lucero,
No tenía que crecer.

Todo era más fácil,
Todo se arreglaba solo,
Todo fluía,
Si el norte perdía,
Fácilmente volvía a encontrarlo,
Quién pensaría en crecer?




jueves, 15 de mayo de 2014

Elogio a la sonrisa o algo así

Sonreír por el sólo hecho de la buena vida.
Llevo en la mochila pura buena energía, recuerdos lindos tan ligeros que no pesan, pero tan potentes que opaca los feos.
Sonreír porque es mi placer, elevar mi mirada al cielo y dejar que la alegría intrínseca de mi corazón hale mis labios y dibujen en mi cara el eterno agradecimiento a una vida bien bailada.
Flotando, en el suelo se arrastran, yo voy arriba hasta de mi misma, para qué la tierra si el cielo es una opción?
Sonreír, la química correcta, remedio contra todos los males, naturaleza y simplicidad. Todo encaja, todo parece tener solución, todo va bien, pura percepción.
"La vida es más simple", me enseñó un no tan viejo pero complicado amor, la vida es más simple cuando uno sonríe, es la pura verdad.
Felicidad, sin afán, jugando a la vida, contenta, pa que más! Lo que falta ya viene, lo que sobra ya se va, emociona cada paso al construir realidad... Todo va a estar bien, uno se la solla, sonríe y ya está!

lunes, 12 de mayo de 2014

La verdad

Cariño... Te mentí.
Te amaba, pero nunca te quise a mi lado. Eras un riesgo muy grande y jamás me quise embarcar con vos.
Te mentí! te enamoré y me enamoré jugando, realmente jugando, no pretendía quedarme viviendo en nuestra locura, en ese remolino despelotado de amor, odio, pasión y desenfreno.
No te pido perdón, en el momento fuimos felices. Pero como todo pasa, tu aliento y tu volcánico mundo me cansaron, mi locura no podía soportarte y corrí, con el corazón destrozado corrí.
Nunca iba a poder contenernos y por eso cariño, te mentí.

lunes, 5 de mayo de 2014

Llora el cielo cuando el cielo no es capaz de llorar,
Un espíritu apagado, una alegría difusa,
En el silencio se refugia y un corazón muere lentamente,
Latidos imperceptibles, nubes alrededor.

Mienten sus ojos, miente su sonrisa,
Miente, miente todo.

Sale el humo y con él, suspiros agonizantes...

lunes, 6 de enero de 2014

Nada personal

No me pidás que sea condescendiente con tu drama, jamás lo haré.
Te miro, te escucho, me da lástima y te hablo, pero jamás te seguiré la corriente, mucho menos me dejaré arrastrar en tu remolino de tristeza y drama.
No te comprendo, no te compadezco, no comparto tu decadencia y prefiero quedarme en silencio, a veces hasta prefiero alejarme.
Simple, yo no puedo ponerme en tu lugar e intentar decirte lo que de mi querés escuchar, y vos no podés ponerte en el mío para intentar ver como yo lo veo y darte cuenta que tu tormenta no es más que un soplo de aire en el mar de tu vida y que todo es tan insustancial que no vale una pena ni una lágrima.
Por eso a veces prefiero alejarme, porque de quedarme, mi mal recibida percepción te aumentará la maleza y te dará una falsa sensación de soledad.
No tolero el drama, a duras penas he vivido aprendiendo a lidiar con el mío, que de igual manera se me hace efímero e insignificante. Por eso no te enojes si te parezco insensible y desilusionante, simplemente mis caminos me han llevado a permanecer en estos casos, impenetrable.

domingo, 5 de enero de 2014

Migo del alma

La complicidad desborda en nuestras miradas,
Nos conocemos de otras vidas,
Siempre nos hemos amado.

Caminamos juntos en días de Gloria,
Caminamos fundidos en días decadentes,
Siempre a mi lado aunque lejos,
Siempre a tu lado aunque ausente.

En nuestro abrazo la paz,
Vibra el amor de una hermandad,
Delirante fusión de dos almas,
Siempre soñando juntas la libertad.

viernes, 3 de enero de 2014

Expresión de placer estallando nuestro mundo

Me sumerjo entre tus besos,
En tu cuerpo que vibra,
En tu voz que desordena mis neuronas,
Y me humedece hasta el alma

Navego por tu piel,
Disfrutando el recorrido, 
Tus puntos tiemblan expectantes,
A la cercanía de mis labios

Divagando en nuestros cuerpos,
Descubriendo nuevas formas,
Impulsando al infinito nuestro placer,
Dejándonos fluir sin control

Me deseas sin pudor,
Tus labios me consiguen,
Tus manos me van recorriendo
Y sin reparos me vas descubriendo

Vulnerables y débiles,
Despertando lo dormido,
Explotando desde adentro,
Sin afán hacia ningún destino

Se nos acaba el tiempo,
Despertamos de un sueño,
Nos refugiamos en nuestros unidos cuerpos,
Deseando el momento de volver a estremecernos

miércoles, 1 de enero de 2014

Amor sano

Si de vomitar palabras se trata, aquí voy…
Empezamos un año nuevo, mis últimos días en el piso 29, qué ganas tengo de vivir un año diferente.
Quiero mar, quiero arena hasta en los calzones, quiero Sol, quiero alejarme del drama, aunque el grande se vaya conmigo.
No quiero hablar de la soledad porque la estaría atrayendo, quiero hablar de alguien, que no ha llegado probablemente, pero que tiene mi corazón listo, mi mente dispuesta y mi cuerpo lleno de ansias.
Ansias de vivir domingos en la cama una mañana, tarde con mi familia a su lado, risas, palabras, canciones, alegría, bailes, paseos, tranquilidad.
Quiero un amor sincero, lleno de honestidad, un amor libre, sin ataduras, revoltoso, transformador de realidades, fuera de lo común, una tormenta de paz y seguridad, que el único riesgo sea enamorarnos y pasar la vida así.
Quiero un amor de princesa, sin celos, lleno de amistad y mucha fuerza, que aguante los subidos tanto como los bajones, porque no es fácil lidiarme ni lidiarnos, pero no es imposible y no quiero mediocridad, quiero lealtad, pasión, desenfreno loco y satisfacción.
Quiero sonreír en calma en sus brazos, llenarme de emoción, quiero un amor sublime, como ninguno otro, por eso sé que quien viene no ha llegado, porque quiero un amor sin reproches ni fantasmas, sin enmendaduras, entendiendo que los dos tenemos mochilas llenas de historias buenas y otras no tanto, pero que no asustan porque el pasado es eso, no está en mi presente ni estará en mi futuro, y así quiero que venga también mi amor.
Quiero un amor lleno de aventuras, de experiencias por vivir, de caminar de la mano por el mundo, de descansar en las noches sabiendo que al día siguiente soy y sigo siendo tan grande para él como lo es para mí.
Quiero un amor para cuidarlo, para que me cuide, que no se asuste fácilmente con los vaivenes de la melancolía y los golpes del drama que en cualquier momento atacan.
Quiero un amor consiente, imparable, que día a día se haga más y más fuerte, que comparta mis valores y ame lo que amo, que me enseñe a amar lo que ama y a ser más grande, más completa.
Quiero un amor que no me cambie la esencia, que disfrute la locura, que le baile a la Luna y sonría al estallar las olas, que se solle las estrellas y no se asuste en los bosques, que me proteja y me lleve a conocer su mundo con toda la paciencia necesaria.
Quiero un amor del bueno, que tenga sabor, que repela como yo la monotonía y luchemos juntos frente a las adversidades.
Quiero un amor que me sacuda el suelo pero no me tumbe, que no me haga tanto daño, que me sepa querer desde el fondo de su corazón. 
No tiene que ser perfecto, sólo quiero que seamos un molde que encaja y lo que no encaje lo podamos llevar.
Quiero un amor que me quiera compartir sus días, sus noches, sus delirios, que sueñe y le provoque que sea su compañera para hacerlos realidad.
Quiero un amor que no le de pena, que sea atrevido pero no mal educado, que haga junto a mi "borrón y cuenta nueva" y que a partir de nuestra unión renazca y me haga renacer en la esperanza de que es posible.
Quiero un amor que pueda entenderme y hacerse entender, que me empuje cuando me ralentizo en la construcción de mis sueños y proyectos, que ojalá coincidan con algunos suyos, diría que todos pero si ese amor tiene sueños diferentes pues más será la grandeza y la alegría en el final de los días, porque sabremos que trabajamos juntos no sólo por lo nuestro sino por la realización de cada uno.
Quiero un amor para vivir intensamente pero que no se queme, que no se le acabe la llama, que no se seque ni hastíe. Quiero un amor con quien pueda dejar atrás las piedras de mi mochila porque dejaron de importar, a quien pueda liberar de tormentos pasados, con quien sueñe despierta y que juegue conmigo a ser grandes, a vivir en riqueza.
Quiero un amor inteligente, humano, provocativo, sin dependencias, sin reproches, sin necesidades, sin reclamos, un amor lleno de perdón, un amor fiel, que apunte conmigo al infinito.
Ya viene, lo sé! Sonrío al pensarlo porque ese amor lo merezco y me merece, ya viene, qué feliz!