lunes, 27 de agosto de 2012

Boceto

Vos lo considerás traición. Yo lo veo como salvación. De buena o mala manera me libré de vos. Como dicen por ahí, tras de ladrón, bufón.

El cielo no quiso entender, sabía que era lo mejor alejarme de vos. Difícil de aceptar, a veces los ojos engañan al corazón y la mente se hace la loca para aceptar perder.

Vos lo considerás traición. Después de 6 o 14 años de amor y amistad incondicional, tus muestras de odio no se ven coherentes pero no saben tan mal.

Soltá tu ejército, dejá salir tu ira, sacá tu herida a respirar. Yo, sentada en mi trono esperaré el momento preciso para atacar. Atacaré con mi olvido, es la mejor venganza que puedo otorgar, mi indiferencia y eliminar tus huellas siempre serán lo que más te dolerá, nunca podrás aceptar cómo alguien que te levantó de las cenizas y te enseñó a caminar, pudo abrir los ojos para dejarte atrás.

Así me despido, aceptar tu derrota te dolerá, algún día despertarás y sabrás, que lo que consideraste traición no era más que una patada de realidad.

Ahí solo, en tu mundito material, mirarás al cielo y me verás volar, con las alas abiertas, me envidiarás y no tendrás más remedio que llorar.

Vos lo considerás traición, yo lo veo como salvación. Gracias al caos, jamás volví a saber de vos...

No hay comentarios: