viernes, 20 de abril de 2012

Honestamente cansada de extrañarte!

Deberías ver lo bien que va mi vida ahora, feliz en el trabajo, llena de expectativas por mi empresa, saliendo con mis amigos, disfrutando mi banda y los espacios de liberación que me (nos) otorga, super entregada al ejercicio (eso si es novedad), altamente alejada del licor y el cigarro, familiar más que nunca desde hace más de un año y bueno, todo, absolutamente todo va muy bien, excepto por algunas cosas, algunas irremediables, otras imposible de hacerlo, me explico, extraño a mi tía como no he extrañado a nadie y eso es irremediable, es cuestión de tiempo dicen algunos y yo opto por creerlo, la verdad espero que llegue la noche en que las lágrimas no se me desborden por no sentirla.
Mi salud más que antes está inestable, han vuelto las migrañas, los dolores de cabeza, los desmayos, pero con ayuda de una dieta más saludable, un estilo de vida más integral, incluyendo el ejercicio, tengo toda la seguridad que mejorará.

Las cosas han cambiado mucho, hay alguien por ahí que me hace sonreír más de lo normal, pero tengo la certeza de que es un error y por eso sigo mi vida en Tranquilandia hasta que llegue el chico que es, ese que valga la pena el esfuerzo.
Muchas personas han salido de mi vida, se han desdibujado lentamente o de forma abrupta se han buscado un viaje al olvido, no te niego que a veces siento rencor pero hago esfuerzos para dejarlos atrás, porque me he dado cuenta que he estado engañada, que me utilizaron, que pensaban muy diferente a mí y hay algunos incluso que han hecho cosas increíbles, actos de maldad claramente identificados y bueno, no me arrepiento de ningún adiós y agradezco a mi ángel que haya podido darme cuenta de las cosas y haya logrado pasar la página.
Realmente a veces nos convencemos de que algunas personas se encuentran en nuestro círculo más cercano de amigos y pum! Todo se va al carajo, pero sé que todo sucede por una razón y todo lo que vivimos significa algo, y es genial depurar la vida en todo sentido.

He dejado de ser tan coleccionista de recuerdos como era cuando nos conocimos, con las vueltas que ha dado la vida he eliminado a muchas personas y con ellas se han ido sus recuerdos, no me interesa tenerlos.  Si en algún momento, la vida en su eterna sabiduría decide volver a ponerlos en mi camino pues habrá que volver a empezar y lo que fui en el pasado no volverá a ser, no puede uno creerse el cuento ese de poner la otra mejilla y ser igual, repetir cosas para que se la vuelvan a hacer.

Las cosas cambian, han cambiado y por supuesto cambiarán, ¿será que algún día te voy a dejar de extrañar?

No hay comentarios: