jueves, 23 de febrero de 2012

Los Tortas De Chócolo

Cuando tocamos lo hacemos con el corazón.

Cuando tocamos se siente nuestra pasión.

Cuando tocamos nos unimos en melodías, acordes, sonrisas y energía.

Nuestras canciones nos recorren el cuerpo, moviéndonos a expresar un fuerte sentimiento.

Magia pura, nos hacemos felices complementándonos perfectamente, manteniendo y renovando nuestras buenas energías y entregándolo todo.

Nos vamos acoplando, vamos creciendo en el mismo camino, todos juntos, todos con el mismo objetivo, divertirnos.

jueves, 16 de febrero de 2012

Primero yo...

Hay tantas cosas que difícilmente sé por dónde empezar, incluso aún no sé si lo haga, hay cosas que es mejor dejar pasar de largo o que es mejor no darle mucha mente, finalmente cuando las cosas no dependen de uno pues para qué montar un drama a su alrededor, uno hace lo que tiene que hacer y debe quedarse quieto para que los otros hagan lo que les toca y pues, si no hacen nada, nada que hacer!

Yo no debo estresarme por incompatibilidades, por problemas de otros, por las formas de pensar de otros, por los estilos de vida, nah! Es que no tiene sentido, a duras penas puedo lidiar con miloca mente, con mi salud, con mis trabajos, con mis rollos, con mi corazón, como para ponerme a joder con llenarme la cabeza de la basura de otros.

Paso! Paso de los problemas de otros, paso de los dramas y películas de las mentes de otros, paso de soportar reclamos, reproches, es que paso!

Pueden verme como egoísta, pueden tomarme como egocéntrica, honestamente tómenme como se les pegue la gana -sin ánimo de ofender-, porque finalmente he entendido y gracias a las millones de experiencias vividas, que yo tengo que ponerme a mi por encima de todos los demás, porque es que mi bienestar es lo que yo necesito, mi cabeza es lo que yo tengo que aguantar durante absolutamente toodo el tiempo, es mi conciencia, mi corazón, mi mente, mi cuerpo y mi alma con lo que yo voy por la vida, es lo único que tengo!  Yo no tengo el corazón de nadie, ni controlo o tengo algún poder sobre alguien respecto de su estilo de vida.

Tengo toda la razón y lo sé, por eso tengo todo el derecho de ignorar y de dejar pasar todo lo que alguien haga o deje de hacer, obvio, siempre y cuando yo no esté directamente implicada.

Yo pues no soy la Madre Teresa de Calcuta -ni mucho menos- y ayudo a quien me pida ayuda pero hasta cierto punto, yo no voy a meterme en la vida de nadie, ni voy a sufrir por lo que piense o haga alguien.

No voy a tocar ningún tema en particular, no tiene sentido.

Las cosas cambian, la gente cambia de parecer, de pensar, de actuar... Eso es lo único que hay seguro en la vida, el cambio -bueno y la muerte- y claramente muchos cambios han ocurrido en mi.  Yo respondo por mi, jamás lo haré por alguien más, menos con ese factor de cambio jugando siempre presente, siempre atento.

jueves, 9 de febrero de 2012

Porque a tu lado muero, sin ti me quedo.

martes, 7 de febrero de 2012

Es tiempo de...

Luna llena, Luna energética, Luna poderosa.

Mareas vivas en algún lugar en el que no estoy y daría todo por sentir esa magnificencia.

Sonrisas al cielo, corazones rotos o arrugados que a gritos piden sanarse, ojos brillantes y rendición ante la diosa del cielo.

Ocultando tristezas en la oscuridad, mimetizando depresiones entre las sombras, deseando levitar hacia el infinito para deshacerse del dolor.

Reiniciar la mente y el cuerpo, arrojarse al espacio sideral para renacer en el bien, avanzar sólo con la buena energía como motor y la felicidad como norte.

Alzar los brazos y absorber con calma la energía que la noche entrega a quien se atreva a contemplarla, con los ojos relajados y la mente en blanco.

Abrazar el cielo nocturno, sonreírle a su luz, anonadarse de su grandeza, tocarlo lentamente y respirarlo.

viernes, 3 de febrero de 2012

Hoy...

Me siento débil, me siento abatida por la rutina inaportante, me siento cansada de ignorar la realidad, me siento atrapada.

Quiero olvidar este amor que se llenó de recriminaciones, rencores, pensamientos errados, suposiciones sin fundamento, maltratos y mil kilos de reproches.

Quiero volver a sonreír, mirar al cielo, erspirar, con los pulmones llenos de tranquilidad y mi cuerpo libre de ansiedad, quiero parar de moverme, descansar, recargarme de energías para volver a arrancar.

No tiene sentido dejar que alguien que no cree en mí me pisotee y arruine los días con comentarios y teorías subjetivas, no me interesa someterme a torturas, ni a mal genios, no me interesa perder la sonrisa, no tengo intenciones de pelear, yo tengo la conciencia tranquila y no voy a permitir que alguien me tome como balón de fútbol y me trate con los pies como le plazca.

Estoy harta de esta situación, estoy harta de cambiar tanto el ritmo y la tónica, estoy harta de pelear, de creer que las cosas pueden mejorar, definitivamente uno puede ser muy iluso en esta vida, ¿no?

Eh! que cosa tan berraca, por eso es mejor relajarse, hacer las cosas bien por uno mismo y sólo aceptar lo bueno que pueda la gente brindar, de lo contrario es como creerse toro y salir al ruedo, no gana más que heridas, sufrimientos, humillaciones y bueno, no falta la muerte.

Hablando de eso, pobres toros, mundo marica que maltrata animales, por eso mañana me voy a acostar semidesnuda en el Parque de los Deseos para ponerme en la piel del toro y protestar, es que el mundo no está bien y está peor hacerse el de la vista gorda mientras animales pagan la crueldad de unos cuantos, cuando no han hecho nada malo para merecer tal castigo.

Nadie merece que lo maltraten porque sí, sin razón, eso no es justo y no lo voy a permitir y mientras pueda, haré algo para evitarlo.
Quiero dormir, quiero soñar con mundos fantásticos donde me sienta en libertad.

Quiero irme de aquí, salir corriendo y escapar, sin maletas, con mis sueños, avanzar sin mirar atrás.

Nadie me debería detener, cada uno lucha por su lugar, debería ser más simple, decir adiós y despertar.

Despertar a la realidad, abrir los ojos y vivir todos mis sueños sin afán, vida ligera, vida inmortal.

En mi canción grito todo lo que no me atrevo a contar, estoy harto de este encierro, sólo quiero respirar, mirar al cielo y cantar, cantar feliz, en libertad.
Un poco demente
Un poco enamorado
Un poco desilusionado
Un poco alegre

Canto para no llorar
Canto para sonreír
Canto para olvidar
Canto para ser feliz