martes, 27 de diciembre de 2011

Vuelve y juega

Una vez más es 27 de diciembre, de nuevo mis pensamientos giran en torno a la muerte de esa espectacular amiga.
Hoy no se ni qué pensar ni qué sentir, aparte de la tristeza obvia que se ha instalado en mi desde hace un tiempo.
Siento más de un vacío, siento su ausencia, siento una insoportable dificultad de escucharla en mi mente, de recordarla.  No soporto saber que cada vez es más difícil sentir sus abrazos, escuchar su particular risa, todo, cada vez es más complicado de recordar y me duele pensar que sus recuerdos se pueden llegar a esfumar.

No hay comentarios: