martes, 4 de octubre de 2011

Te quiero de vuelta.


A vos, a tu boca, a tus piernas, a tu lengua, a tus manos, a tu pelo, a tu voz.
A vos, a tu sonrisa, a tus ojos espejo, a tu sabor, a tu cara de satisfacción, a tu tamaño, a tu culo.
A vos te quiero de vuelta, con todo el amor disponible para mí –sólo para mí-, con toda la lealtad y la honestidad necesaria para que funcionemos en paz, con toda esa gama de sensaciones que a mi lado me hacés sentir.
A vos, de vuelta… Es lo que realmente quiero.

No hay comentarios: