viernes, 29 de julio de 2011

Un poco de confesión

Extraño a veces llamarte en las noches, "hasta mañana bixi, japi nit".
Extraño a veces dormir contigo y jugar a abrazarte o a que me abraces y de repente movernos para un minibesito y seguir durmiendo.
Extraño a veces mirar tus ojotes y perderme viendo tu boca mientras mi mente recrea el sabor y la textura de tus labios, con esos movimientos únicos que hacen de tus besos semejante placer.
Extraño a veces tu cuerpo sin ropa, rozarte despacio con mis delgaditos dedos, desde la cabeza hasta los pies, recorriendo todo lo que hay en tu físico que me atrae como imán y tanto me gusta.
Extraño a veces, a veces mucho, a veces no tanto. Respira mi alma sonriente al saber que siempre estás a mi lado. En mi mente te dibujo con facilidad y eso me ayuda a sostenerme hasta que vuelvo a estar a tu lado, momento en que me recargo y me lleno por dentro de herramientas para satisfacer un poco los anhelos de vos cuando te extraño.

No hay comentarios: