martes, 10 de mayo de 2011

Y así fue...

Se fue, con previo y muy anticipado aviso.
Partió, dejando un vacío en su habitación.
Ninguna de las notificaciones fueron atendidas de forma adecuada y se cansó.
Al parecer le desconectaron la alimentación energética y se desgastó.
Lentamente se fue descargando y nadie supo cuando desapareció.
No dejó rastro, mucho menos señales de su próximo destino, simplemente se desvaneció.

No hay comentarios: