sábado, 28 de mayo de 2011

Un buen momento

Te abracé, te abracé tan fuerte que me dolieron los músculos.

Lloré, pensé que te habías ido para siempre, que te había perdido para siempre y que jamás volvería a sentirte como en ese momento.

Te miré, sonreí.

Vaya putada, no era más que un sueño. Sólo en sueños puedo tocarte, sentirte, mirarte...

No importa, mientras te pasees por mis viajes en el Onírico y te aparezcas así sea de lejos para verte me conformo.

De alguna forma vives, vives en mi mente y ahí te atesoro, te protejo y a veces te busco porque en tiempos como este, estoy segura de lo bien que me haría tenerte ahí, junto a mí.

Gracias por dejarte sentir una vez más, es bonito saber que no se puede perder la esperanza en vos porque justo cuando te estabas desvaneciendo, apareciste para hacerme feliz.

domingo, 22 de mayo de 2011

Deseo, deseo...

Vivir en tus sueños, que vivas en los míos.

Que el Onírico nos de la posibilidad de vivir lo que la realidad se ha empeñado tanto en imposibilitar.

Ahí, donde nadie puede entrar, juntarnos eternamente, en ese mundo fantástico donde cualquier cosa puede pasar, estar siempre a tu lado y que jamás nos hagamos daño, sólo vivamos cosas buenas.

Sería una forma de vida indescriptiblemente feliz, saber que todas las noches cuando soñemos estaremos compartiendo juegos, sonrisas, abrazos, canciones y todo lo demás.

No podría pedirle más a la vida y a Morfeo.

martes, 17 de mayo de 2011

Una verdad aceptada

Encuentro en la soltería un estado ideal, casi perfecto.

Respiro tranquila -cuando no tengo gripa-, no tengo que dar explicaciones y nadie tiene el más mínimo derecho a ponerme problema.

De vez en cuando se llegan a extrañar cosas que sólo una relación otorga, pero no son lo suficientemente buenas o significativas para cambiar por ellas mi libertad.

Yo si sirvo para estar sola, para salir con amigos, para hablar con quien me apetezca.

Yo no sirvo para que me pongan problema, me hagan comentarios con trasfondos desagradables o mal intencionados, no sirvo para rendir cuentas de lo que hago, digo, omito o dejo de hacer.

Soy un espíritu libre, imposible de amarrar, no creo en estar con una sola persona para toda la vida -desde la definición es iluso concebirlo-, y por esto estoy segura que no puedo acomodarme a una relación -y no es por falta de intentos-, me celebro la vida sin alguien que me joda, y como la sociedad vendió muy bien la idea de las parejas y la gente lo tiene instalado en su subconsciente -que tarde o temprano hará de las suyas-, prefiero ser soltera -y feliz-.

lunes, 16 de mayo de 2011

It's a simple thing

I had it, I enjoyed it, I loved it, and I let it go.

No regrets, I feel more than fine knowing that I lived it and I took the most out of it.

I don't want it anymore, I can think of a few reasons why, but they are not worth to mention.

I know what I had and I know that I don't want to have it back, finally!

I can breathe in peace, I can smile because I've managed to seized the opportunity that life gave me and I feel happy to have had some great experiences and to have learned a lot.

What else can you ask in life more than learn and become a greater person to face the new challenges? 

jueves, 12 de mayo de 2011

En tiempos muy difíciles

Es fácil esconderse cuando se está rodeado de oscuridad.

Intentar pasar desapercibido y no responder los llamados del mundo.

Ensimismarse y dejar pasar de lado.

En el cielo nubes grises intentan matizar la oscuridad.

Sombras de sueños desfilan por la mente desvaneciéndose de igual forma que lo hacen en el frío pavimento.

La lluvia no para de caer y todo parece una escena extraída de un libro de EAP.

Tanta oscuridad aturde, ataca y el corazón no recibe tanta energía como debería.

Esperar sin esperar, continuar el camino porque quedarse estático es tan sólo congelarse en un tiempo que no se detiene.

El mechero del bolsillo ha dejado de funcionar, el marciano poderoso se ha perdido...

Hay que ver la confabulación.

Los pronósticos anuncian fuertes tormentas, es mejor buscar refugio en lo único que jamás fallará en la vida... Uno mismo.

El problema del desarrollo - Patada de Realidad -

El problema del desarrollo es la desigualdad.

No se puede hablar de desarrollo mientras existan aún comunidades enteras de personas muriendo de hambre o de enfermedades que en otro lado hasta tienen cura.

No se puede hablar de desarrollo de la humanidad mientras existan pueblos en los que no hay medios de comunicación ni siquiera con la comunidad más cercana, pueblos donde no existe seguridad, donde hay explotación de los derechos humanos mientras existe un organismo que se vanagloria de sus alcances en la defensa de estos derechos.

No se puede hablar de desarrollo mientras un país entero es considerado el "botadero" del mundo y otro país continúa vendiendo a su gente la idea del desarrollo disfrazando el consumismo.

Tampoco se puede hablar del desarrollo mientras no se tenga conciencia de las consecuencias que cada una de las acciones que realizamos traen consigo.

No se puede hablar de desarrollo mientras no cambiemos el pensamiento al final del tubo y procesos de caja negra en los cuales la contaminación causada no sea tenida en cuenta, o simplemente pretenda ser remediada comprando bonos "verdes" a esos países que jamás llegarán a un desarrollo equitativo.

Desarrollo? De qué van vendiendo eso como el paradigma perfecto?  No es más que un "pajazo mental" que unos cuantos crearon para encaminar al mundo por un camino de seguimiento que van trazando y dejando no más que colas enteras de problemas de contaminación y polución en esos países que, inocentemente y a ojo cerrado, siguen el rastro.

Mi pregunta es, cuando Ghana se "desarrolle", quién va a ser el basurero del mundo? 

Una poca de rebeldía

No tengo que hacer nada que no sienta y/o no quiera hacer.

Convencida de eso me llamo Capitana, soy yo quien gobierna el barco en que navego por el mundo buscando sentir felicidad -namá!-

No puedo sacrificar mis sueños por los favores de otros, no puedo arriesgarme a ser una más del sistema de ovejas trabajadoras por no ser capaz de enfrentarme al lobo que me quiere acechar y me dictamina qué hacer para sobrevivir.

No es lo que soy, luego de tantos años haciendo lo que yo considero correcto, creo que he aprendido a discernir y no encuentro justo soltar mi timón por un puesto en la tierra -así sea envidiable para algunos-.

martes, 10 de mayo de 2011

Y así fue...

Se fue, con previo y muy anticipado aviso.
Partió, dejando un vacío en su habitación.
Ninguna de las notificaciones fueron atendidas de forma adecuada y se cansó.
Al parecer le desconectaron la alimentación energética y se desgastó.
Lentamente se fue descargando y nadie supo cuando desapareció.
No dejó rastro, mucho menos señales de su próximo destino, simplemente se desvaneció.

¿Qué será?

Tal vez no hablo en el idioma adecuado.  
Tal vez no leés el mismo idioma que yo escribo.
Tal vez tenés los ojos desgastados y los oídos tapados.
Tal vez no te interesa, o tal vez tenés la mente en otro lado.

No nos estamos comunicando.
No nos estamos entendiendo.
No nos estamos conectando.

Quisiera teletransportarme y frente a vos explicarte con plastilina, con crayolas o acuarelas lo que tantas veces he querido decirte, pero tu incapacidad de entender mi juego de letras ha bloqueado durante todo este tiempo.

Mensaje oculto entre mil palabras, obvio y muy tangible en la realidad, finalmente no creo en las letras tanto como en los pulsos acelerados, las sonrisas desbordadas y las miradas de mil estrellas.

domingo, 1 de mayo de 2011

Vaya mierda…

La vio partir tan rápido que no alcanzó a reaccionar para detenerla.  Cuando menos lo imaginó, se fue de su vida, sin despedirse, sin avisar, sin dar señales que le indicaran que había algo que no estaba funcionando.

Abrió los ojos y ya estaba lista, la miró y le preguntó inocentemente a dónde iba, la miró y sin sonreír le dio la espalda y comenzó a caminar.

Mientras se levantaba de la cama en la que acababan de pasar tantas noches juntas, escuchó el sonido de la puerta principal cerrarse.  Confundida intentó correr tras ella, pero cuando logró salir, la vio doblando la esquina.

Por qué se fue, nunca lo sabrá.

Pensó en correr tras ella la última vez que la vio, pero algo la detuvo, sería el orgullo tal vez, no lo sé, pudo haber sido el sueño o el hambre, sea como sea, por alguna desconocida razón no corrió tras ella y simplemente se fue de su vida.

Jamás volvió por lo que dejó en su apartamento, los objetos, los recuerdos, todo lo que le pertenecía sigue allí, acechándola de vez en cuando, torturándola con las preguntas que quisieran responder -inútilmente- millones de interrogantes acerca de su partida.

(suspiro)

Reconocés esa sensación de espacio vacío adentro, palpita, parece hacer implosión, quita la tranquilidad y sabés exactamente que es ese espacio que le pertenecía y ahora estás así porque no está.

Muchas preguntas deambulan en la mente, el corazón se te arruga con frecuencia sin darte cuenta y a veces incluso se te desbordan lágrimas que intentás, inútilmente, contener.

Esa sensación insoportable no se va a ir fácilmente, lo sabés aunque quisieras mantener la esperanza de levantarte mañana sintiéndote bien, pero no, muy en el fondo reconocés que no hay remedio inmediato y que tal vez ignorándola cuanto más podás, disminuirá un poco y podrás sonreír sinceramente.

Vaya mierda, "la mala pa' cupido", otra vez te llevó por un camino cerrado y aunque disfrutaste el viaje, se te quemaron las alas y caíste al fondo de tu abismal soledad.