viernes, 4 de marzo de 2011

El mundo perdió la cabeza por un pin


No se trata de tener una lista de contactos gorda, no se trata de repetir la patada de realidad “De hipocresía, diferencias y gente extra”… Se trata de enviar un mensaje claro.
Si no te dan un pin no tenés razones para enojarte, todos sabemos que uno no chatea con todo el mundo, algunos amigos no tienen talento para hacerlo o no les llama la atención y prefieren tener otro tipo de contacto, no quiere decir que la posesión de uno de estos móviles automáticamente obligue a repartir el contacto para hablar con todo el mundo.
Vamos a ver, si en msn ni se hablan, si nunca se llaman por teléfono, ¿qué sentido tiene agregarse a un chat más?

No hay comentarios: