viernes, 28 de enero de 2011

Vos verás si te cae

No te debo nada, ni a vos ni a nadie.  No tengo que llamarte porque vos me llamás, no tengo que contestar si no siento ganas de hablar, yo, en definitiva, no tengo que hacer nada que no quiera o no sienta. 

Fastidiosa, indiferente, insoportable, repelente, mal educada, egoista, llamame como querás, no me importa ni hace alguna diferencia en mí la forma como me llamés.

Estoy cansada de todos aquellos que creen que tienen derecho a reclamar algo de mí.  Pues, "os podeis ir a tomar por culo"!, cuando en mis años me han visto hacer lo que alguien quiere sin mi consentimiento o mi deseo? Nunca!

Si, esta soy yo, alzando la voz interior, oprimiendo emociones menos la necesidad de expresarme, mamada, con ganas de mandar al carajo a muchos que no me aportan más que pérdidas de energía.

Sobre ruedas miro al cielo y siento la libertad de hacer, literalmente (y como siempre), lo que me de la gana.  Pues eso, no me pidás nada, no esperés nada, hasta que no me hagás sentir que vale la pena, por lo menos, volver a llamarte o tener algún tipo de relación con vos.

No hay comentarios: