miércoles, 5 de enero de 2011

Vaya mañana

Entre las loras, el perro, los peces y el mar mental se crean cocteles mañaneros que bastante distan de los ideales que alguna vez fueron concebidos.
Un poco de mal genio, otro poco de desespero, un poco de aburrición también y las ganas de salir corriendo (que no faltan), son el resultado básico y bastante común de tomar lo que no quiero.
Vaya tela.

No hay comentarios: