jueves, 20 de enero de 2011

En las noches...

No puedo dejar de pensar en abrazar tu cuerpo cada vez que el mío se acuesta porque ha llegado la hora de dormir. He sentido que nuestros cuerpos encajan en el medio de la oscuridad y se mantienen unidos por fuerzas que parecen ser magnéticas, permaneciendo de esta forma hasta que alguna de las dos mentes escapa del mundo Onírico y busca cambiar de posición, manteniendo a toda costa el contacto y la cercanía en la máxima medida posible.
Mis noches lejos de vos son extrañas porque te extraño y a tu piel suave, tu pelo enredado, tus manos buscándome y tus pucheros. No es fácil, aunque no es imposible, dormir sin vos, el asunto es que cuando estás a mi lado, tienen sentido el insomnio habitual, las despertadas repentinas, las mañanas, todo!

1 comentario:

José dijo...

CHIQUILLA!!!!

Anita, voy para Colombia del 12 de febrero al 28 de febrero, a Cali la primera semana, y la segunda a Cartagena, avisame a ver si nos podemos ver,

Ciao