viernes, 28 de enero de 2011

Vos verás si te cae

No te debo nada, ni a vos ni a nadie.  No tengo que llamarte porque vos me llamás, no tengo que contestar si no siento ganas de hablar, yo, en definitiva, no tengo que hacer nada que no quiera o no sienta. 

Fastidiosa, indiferente, insoportable, repelente, mal educada, egoista, llamame como querás, no me importa ni hace alguna diferencia en mí la forma como me llamés.

Estoy cansada de todos aquellos que creen que tienen derecho a reclamar algo de mí.  Pues, "os podeis ir a tomar por culo"!, cuando en mis años me han visto hacer lo que alguien quiere sin mi consentimiento o mi deseo? Nunca!

Si, esta soy yo, alzando la voz interior, oprimiendo emociones menos la necesidad de expresarme, mamada, con ganas de mandar al carajo a muchos que no me aportan más que pérdidas de energía.

Sobre ruedas miro al cielo y siento la libertad de hacer, literalmente (y como siempre), lo que me de la gana.  Pues eso, no me pidás nada, no esperés nada, hasta que no me hagás sentir que vale la pena, por lo menos, volver a llamarte o tener algún tipo de relación con vos.

sábado, 22 de enero de 2011

¡Reinicie su mente!

No se puede confiar en los sentidos todo el tiempo.  Fallan.  ¿Cuándo?  Vaya uno a saber.  Cuando uno más lo necesita pierde el sentido o los pierde todos y se jode, queda en el medio de la nada sin información, sin dirección, sin rumbo y sin idea.  ¿Y cómo queda? Como la mamá de José Miel.
Todo escrito, todo guardado, nada en la memoria, nada en el cerebro.
Amnesia.  Tiempo.  Olvido.  Muerte.  Todo se puede perder en algún momento de la vida.  Hasta se puede tener que aprender a escribir a los 50 años, se olvida ser médico, se pierde la ingeniería, ¿y qué queda? ¡Nada! Volver a empezar.
Hay quienes dicen morir si su ordenador se daña.  ¿Qué pasaría si en vez de su ordenador lo que se daña es el cerebro y se les reinicia?  Vaya tela, reiniciado de cerebros, deberían ofrecer ese servicio.
Si usted está cansado de quien es, sino le gusta su vida, si su cerebro está lleno de recuerdos inútiles que no le hacen bien, ¡le tenemos la solución!  ¡Reiniciamos su cerebro!  Le garantizamos la pérdida de la memoria hasta el punto que lo desee, y podrían ofrecer diferentes combos, dependiendo de las habilidades que permitirían conservar.
Combo 1: conserva el habla, lectura y escritura de su lengua madre.
Combo 2: conserva su lengua madre más la capacidad de caminar, correr y saltar.
Y así, dependiendo del combo varía el valor del procedimiento de reiniciado.
¡Ah! ¡Qué divertido!

jueves, 20 de enero de 2011

En las noches...

No puedo dejar de pensar en abrazar tu cuerpo cada vez que el mío se acuesta porque ha llegado la hora de dormir. He sentido que nuestros cuerpos encajan en el medio de la oscuridad y se mantienen unidos por fuerzas que parecen ser magnéticas, permaneciendo de esta forma hasta que alguna de las dos mentes escapa del mundo Onírico y busca cambiar de posición, manteniendo a toda costa el contacto y la cercanía en la máxima medida posible.
Mis noches lejos de vos son extrañas porque te extraño y a tu piel suave, tu pelo enredado, tus manos buscándome y tus pucheros. No es fácil, aunque no es imposible, dormir sin vos, el asunto es que cuando estás a mi lado, tienen sentido el insomnio habitual, las despertadas repentinas, las mañanas, todo!

miércoles, 5 de enero de 2011

Vaya mañana

Entre las loras, el perro, los peces y el mar mental se crean cocteles mañaneros que bastante distan de los ideales que alguna vez fueron concebidos.
Un poco de mal genio, otro poco de desespero, un poco de aburrición también y las ganas de salir corriendo (que no faltan), son el resultado básico y bastante común de tomar lo que no quiero.
Vaya tela.

martes, 4 de enero de 2011

Vuelvo a ensayo!

Espero (aunque no espero nada) que no lo considerés una traición.
Hoy volveré a jugar con 2 de 3 y uno nuevo a que todo durante un momento es insignificativo, que sólo las ondas sonoras y energía que producimos e invaden nuestros cuerpos y mentes son los elementos necesarios para nuestro bienestar.
Te echaré de menos, eso lo aseguro, pero el mundo no se puede detener en tu ausencia y trataré de disfrutarlo sin vos, aunque conociéndome será muy extraño no tenerte ahí.
Sabés bien que preferiría que estuvieras ahí, pero las circunstancias no lo permiten, y no es una opción abandonar el barco, no mientras me siga gustando tanto navegar en él.
Hoy me daré cuenta si me gusta o no el cambio de tripulación para decidir que sigue… Ya te enterarás (o no).

lunes, 3 de enero de 2011

Fábrica de pensamientos


Todo el día, todos los días.
Toda la noche, todas las noches.
Como una fuente de energía inagotable, funciona y produce sin descanso.
De vez en cuando intenta refugiarse en la nada y detenerlo todo, pero no es fácil lograr que todos los procesos se ralenticen a tal punto que se detenga toda la generación.
Como el tiempo, como las olas, como los cometas, como el calor, como la energía, como las fuerzas imparables…
Mi fábrica de pensamientos!