martes, 9 de noviembre de 2010

Cierro los ojos, estás frente a mí...

Abrazarte es como abrazar las estrellas, se siente la energía transmitirse a través de cada uno de nuestros puntos de unión y sonrío, se que sonreís poruqe lo que se siente es tan grande que te vuela la mente.
No hay nadie alrededor, sólo vos y yo unidos en la representación física del descanso de mi alma al fundirse en la tuya durante unos instantes que hacen que valga la pena la espera.
Te amo, con todas las fuerzas de mi corazón, la capacidad de mi mente y la energía de mi alma y agradezco poder construir a tu lado un imperio sincero, tranquilo y lleno de grandeza, de paz y de los sentimientos más bonitos que dos seres humanos pueden sentir.
Es hermoso pensar que realmente dos mortales, porque finalmente es lo que vos y yo somos, puedan tener un castillo como este.

Máximus!

No hay comentarios: