martes, 30 de noviembre de 2010

Arriba el Prozac!

Todos deberían tomar Prozac o en su defecto, su económico y espectacular genérico, Fluoxetina!

Hay que ver qué efectos tan generosos tienen, que facilidad para dejar pasar las tormentas y aprender a reírse del mundo otorgan, a aquellos bienaventurados que los consumen.

No existen problemas titánicos, no es fácil perder el control y la tranquilidad, todo va careciendo de ese sentido amarillista de vida o muerte que la sociedad le imprime a cada situación o asunto, es realmente fabuloso.

Se recupera la capacidad de retraerse un poco del mundo cuando se es necesario, para escucharse a uno mismo, por la básica y sencilla razón de que a veces no hay muchas personas que puedan aportar opiniones satisfactorias a asuntos en los cuales uno divaga o se concentra.

Yo, podría escribirle al grupo de investigadores que desarrolló estas maravillas y darles las gracias por, una vez más, devolverme a la chica que me encanta ver navegando mientras lleva en su mente 4 letras que significan su salida rápida de los asuntos a los cuales ha decidido dedicar muy poco su atención, principalmente porque no los considera fuente de crecimiento, y como siempre pensó, "lo que no sirve, que no estorbe".

Son el mejor remedio contra el drama! Así los deberían anunciar y el resultado sería fenomenal, un mogollón de personas que por una módica suma y una sencilla acción diaria, se aseguran librarse del estrés, el drama y hasta dolores de cabeza!

He encontrado que sus efectos son más prolongados y eficientes que muchas sustancias que pueden obtenerse a precios muchísimos más altos en mercados que incluso no son legales.  Pienso en todas aquellas personas que consumen, por nombrar unos pocos, H, M, CK, y me da risa! No estoy diciendo que sus efectos sean remotamente parecidos, no, aquí no engañemos a nadie, pero comparando precios, efectos y duración... mis amiguitas verdes o azules les dan vueltas a muchas sustancias psicoactivas.

Eso sí, y no es por creerme la Madre Teresa ni ninguna de sus compis, si en algún momento de la historia les apetece conocer el fabuloso mundo prozaico o fluoxetino, sería bueno preguntarle a quien sepa de fármacos, o a su doctor, no me vayan a tirar a mí la bolita después por sus adicciones! Yo sólo juego con letras para contarle al mundo que estoy absolutamente enamorada de mis amiguitas verdes!

Del silencio

Silencio, prefiero mantenerlo para evitar aporrear.  Estoy convencida que hay cosas que es mejor callar, todo el mundo tiene un mundo interno y no es obligación contarlo todo, mostrar todas las realidades o formas de ser y pensar.

El silencio ayuda, esconderse tras él como un refugio recupera la tranquilidad.  Es una capa protectora bajo la cual me resguardo y me doy seguridad.

En ningún lugar de mi mundo está determinado que el silencio no se puede usar como herramienta tan válida como las palabras, por eso me apego a él y lo abrazo cuando lo considero necesario, aunque algunas personas no lo entiendan y sea esto causante de malos entendidos.

En el silencio habitan verdades, mentiras, temores, confesiones, promesas, secretos, todo tiene cabida en un mundo temido por muchos, un mundo que permite juegos fantásticos de los cuales nadie tiene por que enterarse si no se deciden compartir.

Que no quede duda, las letras me fascinan y jugar a expresarme con ellas es de las cosas que más disfruto hacer, pero nada como el silencio para decir lo que nadie debe saber y para escuchar hablar a la única persona a quien realmente cada uno debería prestarle atención muy a menudo... 

lunes, 29 de noviembre de 2010

Hace mucho tiempo...

Tormentas crecían en todas las direcciones,
Intentaba dar pasos firmes flotando en el océano,
Agitado, caótico, azotado por los vientos,
Quién puede tener firmeza apoyándose en algo así?

Sentí el golpe del primer viento,
Intenté reponerme justo cuando me golpearon los demás y caí,
La energía se desvanecía en esta lucha por no naufragar,
Mientras desesperadamente buscaba un puerto donde poderme resguardar.

Alrededor no encontré puertos,
Sólo lluvias, truenos, rayos y oleaje fuerte,
Las tormentas se desataron y me sacudieron,
Potenciando mi desesperación.

Dejé de respirar y por un instante,
Me resigné a perder la batalla,
Decidí rendirme ante la furia del mar,
No moverme, dejarme llevar por su poder.

Flotando, sin esperanza, sentí un contacto diferente,
Luego de varios días de azotarme,
El mar me dejó de castigar,
Arrastrando mi cuerpo hacia tierra firme.

Abrí los ojos, miré hacia el cielo,
Sus azules jugaban con los blancos,
El Sol brillaba intensamente,
Energizando lentamente mí renacer.

Sin prisa me levanté y toqué la tierra firme,
La falta de costumbre me flaqueó los pies,
Mientras recordaba como caminar allí,
Sin dudarlo giré y le dije adiós al mar...

Mi mano se conectó para esto...

Cuando pienso en vos sin ropa se me revuelcan las tripas, se me mueven los pies inconteniblemente, se me sacude la cabeza, se me acelera el corazón y todo mi cuerpo por dentro empieza a temblar, mis manos pierden el control, mi respiración aumenta su ritmo y en mi mente se proyectan velozmente mil escenas de voz y tus movimientos, tus posiciones, tu pelo enredado, tu sonrisa, tus gemidos, tus miradas, tus manos recorriéndome, tu boca, las partes de tu cuerpo, y siento que me estallo mentalmente sin el más mínimo contacto...

Es algo instantáneo, como el café de 55 segundos, sentir que todo se me alborota cuando recuerdo tenerte sobre mí, debajo de mí, de espaldas, de lado, de figuras, de cualquier forma que te recuerde me despertás el instinto y me hacés saltar del letargo.

Tenerte tan cerca a mí en ese momento que sólo vos y yo compartimos y podemos compartir, porque definitivamente no hay nadie como vos y como yo, es algo sublime, es mostrarnos exactamente como somos sin arreglos, sin miedos y con la frescura que sólo el agua sabe tener.  Es espectacular abrazarte así, tocar despacio cada pedacito de tu piel, rozarte y dibujar con mis dedos lo que ya la naturaleza creó a la perfección.  Es algo que va más allá de lo carnal y del placer sexual, es fundir mi espíritu con el tuyo, disfrutarnos durante todo el tiempo que se nos antoje y abrazarnos para la eternidad.  Es sentir que el amor existe porque sin afanes y con toda la atención nos vamos descubriendo cada día y vamos sintiendo profundamente tenernos como nadie nos puede tener y con la mayor sinceridad posible, porque aquí no hay espacio para los engaños, para los alardes, para pretensiones.  Es un momento en el que sólo estamos vos y yo tal cual somos y aparte de la belleza absoluta que percibimos, se siente algo mágico, por eso cada vez que te recuerdo sin ropa me desbarato, deseando volver a vivirte así...

viernes, 26 de noviembre de 2010

Para completar -Entre líneas-

Un instante, unas palabras, una mirada, un gesto, una necesidad, un silencio, una acción, un pensamiento...
Todo tiene el potencial intrínseco de construir o destruir, de cambiar totalmente o activar una cuenta regresiva a una detonación.
Las consecuencias no siempre son medidas, sucede que es difícil a veces, especialmente considerando, entre otras, la teoría del caos.
Finalmente todo, absolutamente todo es cuestión de prioridades y de karma. 
De todas formas, todo es susceptible a modificaciones cuando existen fuerzas imparables dirigibles.
Tan solo se necesita una idea para comenzar a desarrollar un sueño, un camino, un edificio, una novela y a partir de ahí, la organización casi siempre puede asegurar la realización.
Construir, enamorar y hacer bien es más difícil que destruir, lastimar y hacer daño, cuando estos últimos se hacen sin tacto y planeación.
Sin embargo, aporrear de forma sigilosa y sutil puede ser tan complicado como enamorar a alguien incrédulo en el amor.  Es algo verdaderamente interesante, y no es que Mr. Hyde esté hablando, no.  Realmente es interesante desde el punto de vista del juego que debe llevarse a cabo con un humano, con la mente, con acciones y con su mundo para hacerle daños imperceptibles, hasta que quien controla el juego decida activar el detonante para que reaccione.
Es tan absurdamente fácil acabar relaciones en un instante, es flipante, y no me refiero únicamente a las relaciones de pareja, pues estas suelen ser frágiles, me refiero principalmente a relaciones de amistad! Impresiona, decidir sacar a alguien de la vida sin unas palabras de explicación, simplemente actuar como si esa persona no existiera y nunca lo hubiese hecho.
Todo lo que uno invierte en una persona esperando ilusamente una retribución que como mínimo sea similar a lo que uno da, para luego enfrentarse a la realidad de las subvaloraciones, engaños, desilusiones y un espiral entero de desánimos, que conllevan a una inevitable decisión de adiós, y cuando eso pasa queda la amarga sensación de mirar hacia el pasado, revisando los momentos compartidos con la incertidumbre de si alguno de ellos fue sincero y verdaderamente sentido y que simplemente en algún momento se le fue la pinza, o si todo fue un juego de mentiras en el que participaste ilusamente como un medio para alcanzar un fin.
Es una putada, por eso siempre he considerado mi círculo de amigos fuerte y cerrado, difícil es entrar, difícil salir, porque a mi lado sólo mantengo personas en quienes confío y quienes han vivido conmigo suficientes experiencias diversas para aprender a conocernos y saber que nos podemos apoyar sin engaños.

martes, 23 de noviembre de 2010

A lo que le falta al cielo

Como dice bebe, tengo razones para buscarte...
En tiempos caóticos como yo, tormentosos y difíciles hasta para ver el Sol, me quisiera sumergir en vos por lo menos para ignorarlo todo, para olvidar por unos momentos que ya casi nada es como lo soñé, incluyendo por supuesto mi vida alejada de vos.
Vos, que representás la grandeza y sos quien verdaderamente yo necesito frente a mi todos los días para minimizar lo que no me hace bien y maximizar infinitamente la buena energía, tan necesaria para colorear con historias reales de fantasía mis dias.
Jamás lo he puesto en duda, mi vida se perfecciona en tu presencia, por eso y por tantas razones como colores tenés, te debo seguir buscando sin descanso, porque mi espíritu no estará en calma hasta no volver a tu lado.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Sobre inundaciones - "Patada de Realidad"-

Realmente no entiendo muchas cosas en el mundo, comparto con mi amigo Juan Camilo la idea de la imposibilidad de la existencia de Dios mientras haya en el mundo tantas injusticias irremediables, representadas en claros abismos tangibles y visibles a cualquier persona, como pobreza absoluta al mismo tiempo que al otro lado del mundo existen grupos enteros de personas que podrían, literalmente, llenar piscinas olímpicas en dólares y sumergirse en su propia riqueza.

Tampoco entiendo la violencia y las agresiones, físicas, verbales o de cualquier tipo a otros humanos o animales, especialmente hacia aquellos que poco o nada pueden hacer por defenderse.

Menos entiendo algunas formas de pensar como la homofobia y la xenofobia, quien se cree tanto como para decidir que un humano es menor o peor por su forma de ser, inclinaciones o gustos sexuales, o por su lugar de proveniencia, y se atreve a tomar la mínima actitud o posición de juzgar, yo lo encuentro repugnante.

No entiendo tampoco la actitud de los humanos frente a catástrofes ambientales de ocurrencia periódica como las inundaciones.  Todo es cuestión de acción/reacción y de prepararse, pero esa mentalidad de buscar soluciones al final del tubo, ya cuando el problema está encima, es lo que tiene a este país por estos días nadando y rezando, como si esa fuera la solución.  A mí no me cabe en la cabeza que cuando pasa la temporada de lluvias, el Gobierno y el pueblo continúa como si nada, quienes deben rehacer su vida se enfrentan a la tarea y quienes no, siguen atendiendo sus propios asuntos como siempre, hasta que vuelve el segundo semestre del año, todo se inunda y los comentarios amarillistas apocalípticos regresan, algo así como Ilona, “este es el peor invierno que ha vivido el país”, y no podía ser mayor el desacierto.   No es que la intensidad de los inviernos y las lluvias cada vez sea mayor o menor, es que no existe prevención o preparación alguna contra esta serie de eventos.
Recordamos masacres pero nos queda grande recordar para darnos cuenta que las inundaciones son un asunto anual en este territorio.
Si en este país no se destina parte del presupuesto a crear planes de contingencia y a desarrollar medidas de prevención y mitigación, los nadadores pueden seguir encomendándose a Dios y a cuantos santos, mártires y sus símiles conozcan y nadie les va a evitar que las lluvias no se detengan, las crecientes se hagan más frecuentes, los ríos se desborden, los deslizamientos sean mayores y el caos colombiano en el segundo semestre se desate cada año.

Yo no  entiendo de guerras tampoco, de religión nunca he querido entender, ni tengo la intención de gastar mis ¾ de cerebro en ello.  La política me da diarrea mental a pesar de pertenecer a una familia en la que gracias a un exitoso político, desde pequeña aprendí a navegar en el mundo de las campañas electorales y todas esas cosas.
Ver noticias a veces me da asco por la falta de comprensión que tengo del comportamiento de los humanos, me cansa tanta cosa mala, tanta barbaridad, me patea el espíritu, me provoca salir corriendo y estallar.  Quien dijo que hay que estar informado, claramente trabaja en ese medio y de eso depende su alimentación y sustento, porque a mí, informarme de lo podrido que está cada día más el mundo, no me interesa.
En fin, muchas cosas no entiendo sobre el mundo y honestamente, algunas no me interesa entender pues están  arraigadas en lo más profundo del ser humano como tal, y no pretendo complicarme la vida pensando en asuntos que son de otros humanos y que yo simplemente debo dejar ser, pero algunas otras parecen ser simplemente la costumbre y la facilidad de los pueblos de victimizarse, y eso, más que una actitud mediocre y derrotista, me parece estupidez y falta de “cojones”  de líderes que se subleven y exijan a quienes les prometieron ayudar a mejorar sus condiciones de vida que lo hagan, así no sea llevando a cabo lo estipulado en sus planes.

martes, 16 de noviembre de 2010

No es necesario un título

Vos la recordás como una noche de noviembre que primero fue cálida y luego fría, yo la recuerdo como una de las peores noches de mi vida, por no decir la peor.
Vos recordás el calor de las balas y el frío de la muerte arropándote, yo recuerdo cada minuto como si no hubieran pasado todos estos años.

Recuerdo la llamada de la noticia, la lluvia que me golpeaba en la calle, el transporte que no conseguía, el llanto, el miedo o mejor dicho el pánico disfrazado de susto, el abrazo más fuerte con Nani que con cualquiera, su bata de Picasso, la gente corriendo, los gritos, los insultos, las miradas rabiosas cargadas de frustración.
Recuerdo que lo único que quería era verte, abrazarte, darte la mano y con mis poquitos años y mi ignorancia de la situación decirte que ahí estaba como siempre y que de esa saldríamos, mientras del otro lado de los fríos muros de la clínica la muerte te robaba la vida.

No sabía nada, sólo veía gente afuera, familia, amigos, conocidos, toda esa cantidad de personas que sólo alguien como vos puede reunir rápidamente sin quererlo en una noche del invernal y lluvioso noviembre.  Todos lloraban, se abrazaban, algunos rezaban, otros planeaban venganzas, otros se daban consuelo y yo, una niña que nunca fue normal, no tenía idea qué hacer.
Esperar y esperar, no había nada más que hacer mientras los médicos intentaban arreglar el lastimado cuerpo del maestro que luchaba por su vida.  Fue una noche muy larga, los minutos parecían estirarse como chicles infinitamente elásticos, una noche cargada de emociones y sentimientos muy fuertes, no todos muy buenos.  Fue una noche que cambió para siempre la vida de todos nosotros, el principio de muchas noches de insomnio, días de dolor, llantos, desesperos, intentos de salir adelante, ensayos, errores y esperanza.

Yo nunca olvidaré el 16 de noviembre, pero no sólo ese día sino todos los días que siguieron después, porque para mí significaron mucho por permitirme unirme de otra forma a mi maestro, porque me llenaron de una fuerza increíble y hoy, tantos años después, lo único que pretendo con esto es darte las gracias por haberte soltado de los brazos de esa fría muerte y haber regresado junto a esta niña anormal y loca que se apegó a vos más que nunca como garrapata y junto a vos aprendió a ser fuerte y grande.
Te amo, como siempre y como nunca.

Ana.lú.

PD: Yo sé que me prohibiste escribirte, pero eso es imposible, eso es como decirle a Antonia que se quede quieta

martes, 9 de noviembre de 2010

Cierro los ojos, estás frente a mí...

Abrazarte es como abrazar las estrellas, se siente la energía transmitirse a través de cada uno de nuestros puntos de unión y sonrío, se que sonreís poruqe lo que se siente es tan grande que te vuela la mente.
No hay nadie alrededor, sólo vos y yo unidos en la representación física del descanso de mi alma al fundirse en la tuya durante unos instantes que hacen que valga la pena la espera.
Te amo, con todas las fuerzas de mi corazón, la capacidad de mi mente y la energía de mi alma y agradezco poder construir a tu lado un imperio sincero, tranquilo y lleno de grandeza, de paz y de los sentimientos más bonitos que dos seres humanos pueden sentir.
Es hermoso pensar que realmente dos mortales, porque finalmente es lo que vos y yo somos, puedan tener un castillo como este.

Máximus!

lunes, 8 de noviembre de 2010

Jugando en color rojo

Frente al espejo mis manos tocan un cuerpo.
No se siente como mi cuerpo mientras mis manos lo recorren.
Suavemente, las yemas de mis dedos van rozando la piel que ven en el espejo, desde el rostro, bajando sutilmente, pasando por el cuello y la espalda, recorriendo cada una de las células que la conforman.
El cuerpo del espejo se estremece poco a poco a medida que mis manos dibujan sobre él mis deseos y antojos, a veces tiembla, se arquea, se mueve despacio, a veces es imperceptible, a veces de su interior se escapan leves y suaves sonidos, finas señales de placer.
El tiempo no existe, Tacar está a mi lado alzando sus brazos, no tengo afán y puedo deleitarme jugando con el cuerpo del espejo, desesperándolo y excitándolo hasta hacerlo estallar cuando así lo desee, porque es mi juego.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Se me va(n)...

La paciencia, la educación, la calma, la tolerancia, el respeto, el aguante, las ganas, la tranquilidad, el tacto, la verdad...
Se me va todo, no queda más que un cuerpo sin espíritu que sobrevive entre un mundo que no quiere, no le gusta y no merece, un cuerpo que no es capaz de levantar la mirada al cielo para sonreír, para encontrar una luz o un motivo que lo empuje a salir de la latencia en la que desde hace tanto tiempo está.
Un cuerpo que solo siente algo bueno cuando frente a él se para su amor, pero no es ni capaz de cuidarlo como se debe, ni tratarlo correctamente.
Un cuerpo ente, sin sentido, un mu point.