sábado, 11 de septiembre de 2010

Por fin...llegaste vos y sos real!

Sos real!
Te miro, te toco, te beso, te abrazo, te huelo, te saboreo, te siento y lo que siento es tan sencillo en su complejidad!
Lo que sentís es real, te derretís y me derrito ante vos, navego a tu lado entre mis miedos y fobias y entre tus fobias y tu único miedo, miedo que seguramente crecerá con la grandeza que cultivamos.
Te dibujás y te dibujo, en lo real y mis imaginarios, allí donde pocos han estado estás aprendiendo a reinar y te estás tatuando en todo lo que tocás de mi, en mi cuerpo, en mi mente, en mi espíritu, mi corazón y mis sueños.
Te quiero, cada día lo reafirmo y lo siento más fuerte, te quiero conmigo y sé que me querés también, porque somos un paseo, un par de personajes que encajan muy bien y se están aprendiendo a conocer y a entender, mientras tanto, van creando una atmósfera de sonrisas, ojos brillantes, movimientos, besitos deliciosos y alegrías que se desbordan.
Por cientos de razones vos y yo nos atraemos, algo magnético, algo electrizante, algo atípico y natural y me fascina, me encantan tus diferencias a todo pasado, tus empelicules e inseguridades, tus desconfianzas y tus acciones y reacciones.
En medio de la osadía jugamos, vivimos algo nuevo y aprendemos, porque hay algo que tengo muy claro, es que todo lo estoy aprendiendo, porque prefiero no recordar sino pensar y sentir convencida que todo lo vivido antes lo minimizo para descubrir a tu lado que la vida con amor es una forma más feliz de jugar, si, jugar a vivir en la realidad que representás desde que abro los ojos y siento que a mi lado estás.

No hay comentarios: