viernes, 3 de septiembre de 2010

Mala pilas con el elefante!

Caro se va... Caro no vuelve...
Caro dice adiós y un avión la lleva a un país lejano, tanto que requiere visa.

Caro será feliz... Caro sonreirá...
Caro en su corazón nos llevará y de nosotros se acordará cuando vuelva a sentir felicidad.

Caro es capaz... Caro ya se ha ido antes...
Caro deja en mi una huella que va más allá de una canción, el nombre de una calle o de todo un lugar.

Caro es confianza... Caro es diversión...
Caro es pura buena amistad, enmarcada en la grandeza que permite alejarse unos meses para, de repente, regresar.

Yo a Caro no le digo adiós, 
Yo a Caro le digo nos vemos.

No sé si nos veremos pronto, no sé si pasarán un par de años o cuanto tiempo pasará, pero sé que no es esta la última vez que la voy a abrazar y la veré sonreír.

Quisiera que fuera pronto, que la pudiera acosar para su regreso como hacía ella cuando yo vivía lejos, quisiera mejor que no se fuera, pero eso no es justo.

Se lleva todo lo bueno de mi, amarrado en un bolsillito de su maleta, como un sueño que nunca morirá, porque ahora lo único que sueño con ella es poderla abrazar y juntas, Malagueña cantar.

Venga Mala! Buen viento y buena mar! Buenos sueños y millones de éxitos... Todo el ánimo y la buena energía, cuando te falte, recordá por qué estás allá y si no te funciona, ya sabés donde me podés encontrar...

Te adoro!  y nunca olvidés que sos una estrella dibujada en mi!

Te regalo 3 recuerdos para el camino: La canción, la calle y la estrella!
 

No hay comentarios: