viernes, 17 de septiembre de 2010

Crecer

Cada situación que se dibuja en el horizonte como una dificultad, lleva implícita la posibilidad de hacer crecer, de aplicar la madurez conseguida en un nuevo escenario.
Hay que crecer, no en el sentido de tener la amargura y la mentalidad “anti-niñez” de la mayoría de adultos, sino en el sentido de enfrentar cada obstáculo de la mejor forma, aprendiendo algo de cada tropezón vivido.
Siempre se tendrán opciones de actuar de formas diferentes, es lo aprendido hasta ese momento lo que dará herramientas para escoger la opción.  Tal vez cada vez se escoja la opción que mejor librados nos deje, y si no es así, si nos dirige hacia otro tropezón pues se vuelve a empezar el proceso de aprendizaje y se repite el ciclo.
Lo único necesario es aprender.

No hay comentarios: