lunes, 3 de mayo de 2010

"...Es un plato que se sirve mejor frío."


¡Toma ya!
Con el impulso que da sentir como estalla el orgullo en el pecho, los ojos brillantes y las cejas arqueadas...¡Sonrío!

Pasé por encima de las palabras, me habían dejado con nada más que perder, y aquí estoy, de vuelta en la ciudad donde nos destruimos y sonrío!

Te podría volver a cocinar, a fuego lento. 

Con palabras enredarte, dibujarte una nueva vida de fantasía y hacerte creer que serás feliz viviendo en ella.

Te podría subir al cielo, entregártelo sin mucho esfuerzo.  Por qué? Porque soy una enredadora y jugar con palabras es lo mío.

Podría hacerlo, sutilmente hipnotizarte, rodearte de lo sublime, sólo con la intención de darte una patada cuando estés en lo más alto y verte perder todo en la caída.

Como plato frío, escogería, sin dudar un instante, tu destrucción...

¡Mmmm, deli! Sería excelente...

No hay comentarios: