sábado, 29 de mayo de 2010

Aún no

Y creía que lo único que necesitaba para estar tranquila era que volviera...Mentira!

Hablar de infidelidades, metidas de pata, instintos animales, engaños, enredos, maldades, ocios, sacude algo por dentro y fantasmas del pasado vuelven a pasearse alrededor. 

Sostener la cabeza con las manos, darle golpes a las paredes y a la cama, halarse el pelo, intentar liberar la rabia, en vano.

Recuerdos, flashbacks, lágrimas, gritos, peleas, épocas duras y épocas felices, todo se revuelve, todo se hace confuso.

No es necesario que vuelva para olvidar, es necesario un cambio de cerebro.

Volver no servirá de nada, los perdones no borran los errores, las promesas no son más que expresiones de voluntad de no hacer daño en el futuro, pero no eliminan los fantasmas del pasado, más complicado aún con un presente que no colabora.

Ya no duele el corazón, pero la mente está intranquila, eso está claro.

No hay comentarios: