miércoles, 24 de marzo de 2010

Con todo en contra

Los ojos que hechizan.

Los labios que mienten.

Los dedos que recorrieron la piel rasgándola a su paso.

Los oidos que no escucharon la voz que se quebraba mientras intentaba explicarse.

Los pies que pasaron por encima de una promesa.

Las manos que sin dudar enterraron el corazón, abandonándolo para que perdiera el aliento en cada uno de sus ultimos latidos.

Con la suicida (pero esperanzada) idea de que podría hacer girar la mente (que iba de frente contra un muro de ilusión óptica detrás del cual sólo había un vacío hacia la nada), y llevarla hacia su mundo lleno de luz y colores, a todo eso y mucho más se enfrentó. 

Pero tenía todo en contra, había perdido antes de empezar la batalla, lo supo cuando logró pararse al frente, y sintió como todo lo que se desató le iba destruyendo el cuerpo y la mente, por una mezcla que generaron de locura, dolor, cariño, rabia y obsesión por continuar.

Increíble que a pesar de tener tanto en contra nunca desistió completamente, y sin mucho con que luchar, siguió propiciando encuentros y buscando oportunidades, para finalmente darse cuenta de que todos sus esfuerzos eran "patadas de ahogado" y que no tendría ningun chance frente a quien se había convertido en un ser extraño y diferente en todo sentido, con poder absoluto y absurdo de neutralizar sus esfuerzos.

Ahora nada como raya en el mar disfrutando la calma. ¿Quién sabe? Tal vez algún día se vuelvan a topar, ya veremos lo que sucede.

jueves, 18 de marzo de 2010

Me asomé por debajo de la máscara

Decime que vas a abrir los ojos, que mañana cuando el Sol se asome por la montaña y te ilumine la habitación vas a volver a empezar, que te vas a dar cuenta que estás rodeado de millones de bichitos de luz y de sonrisas que te mandé con cada pensamiento, y que eso te alegrará cada instante.

Cada instante en que no estás a tope clava un pequeño cuchillo en tu espíritu de grandeza, cada instante en que dudás que sos más de lo que imaginás e imaginás más de lo que comprensible desprende un trozo de la tierra que soñás y lo expulsa hacia otro mundo.

Ahora sonrío, no sé si es porque me atraés como un imán, o porque cualquier reflejo tuyo en mí provoca una explosión de buena energía.

Decime que vas a abrir los ojos y vas a entender que inyectás felicidad en mi y que esto es pura reacción!

Cosas que pasan

A veces la gente se cansa.
A veces la gente no responde de la forma como se supone debería responder.
A veces la gente se desenamora.

Todo lo que comenzó puede tener fin.

Es difícil explicar las razones por las cuales alguien decide romper con las acciones cotidianas en las que comparte con otra persona.

Simplemente las cosas pasan, tal vez lo que un día enamoró, ahora desenamora.

Como dice Legolas "Detalles que enamoran y a la larga cansan".  Tiene razón, todo puede llegar a cansar, hasta tal punto que es necesario romper con la rutina y la costumbre para escapar y respirar.

De eso se trata, no?
De respirar tranquilamente.
De no tener presiones innecesarias.
De poder nadar hacia la superficie y recargarse con una bocanada de buena energía.
De volver a acostarse tranquilo en las noches sabiendo que no se está haciendo daño a alguien, aún cuando el daño aún no es perceptible.
De tomar decisiones que se dirijan hacia el bienestar y la forma de ser, sin forzamientos ni obligaciones no deseadas.

"La energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma".  Es aplicable al rollo del amor.

Recuerdo que hace mucho tiempo, un día un hombre me dijo (cuando le pregunté por su matrimonio), el amor por ella no se me acabó, simplemente se transformó, yo la sigo queriendo, pero no de la misma forma, ahora la quiero como una amiga y por eso quiero que esté bien.

En el momento no lo entendí muy bien, ahora que ha pasado el tiempo  y ha cambiado tanto mi manera de ver las cosas, me doy cuenta que es una decisión que requiere fortaleza y es válida, cuando uno se da cuenta que no es lo mejor que puede tener alguien, o que lo que uno ofrece no es lo que la otra persona merece, es mejor decir adiós.

Soñaste otro mundo, verdad?

Soñaste un día con pararte frente a la chica de tus sueños y poder abrazarla.

Soñaste con conocerla, descubrir lo que le gusta y lo que le molesta.

Soñaste con mirarla a los ojos, con verla sonreír, con caminar tomando su mano.

Soñaste que lo que sentías por ella en tus sueños sería real y ella sentiría lo mismo.

Soñaste con muchas cosas que harías con ella, por ejemplo, invitarla a cenar, ir a bailar, tomar café, sentarse a ver el mar, ir de paseo, caminar por el campo, llevarle el desayuno a la cama después de haber hecho el amor con ella y dormir abrazando su cintura, jugar en la playa, recorrer la ciudad, tomar fotos.

Soñaste con darle un beso en la calle mientras llovía, con cantar con ella, con hacer picnics en el campo y luego acostarte a ver estrellas junto a ella.

Soñaste que podrías relajarte con ella y dejar que las cosas funcionaran sin presiones, que disfrutarían soltando las riendas y que sin prevenciones andarían pasito a pasito, sin objetivo diferente a sentir y hacerse sentir bien.

Soñaste con una idea de perfección...

Lástima, no?

miércoles, 17 de marzo de 2010

No es nuevo

No es nuevo.

Después de unas épocas muy duras, un día me di cuenta que había aprendido a vivir sin alguien, que podía despertarme y sonreír, salir a la calle y respirar, mirar al cielo y no desesperarme, acostarme y no llorar, soñar y volver a empezar.

Después de atravesarme y arrastrar mis días por donde no era bueno, me di cuenta que todo es cuestión de costumbre, que no hablar más con alguien, no vernos más, no parcharnos más y no vivir a su lado, eran cosas que, en cuestión de un tiempo, dejaron de machacarme la alegría.  Eran cosas que no hicieron más parte de mis días, y cuando pasó el tiempo me di cuenta que sin ellas también era feliz, podía volver a ser feliz.

No es nuevo.

Ahora que no estás, no ha sido fácil. 
Miento? no tiene sentido mentir.
Me he desesperado, me ha dado rabia, me he ofuscado tanto que he terminado riéndome de mi estupidez por olvidar que había olvidado y que no fue sencillo.
Se sale de mis manos encontrarte, cuando uno no quiere que lo encuentren es muy fácil lograrlo, podría buscarte, escribirte, llamarte, si tan sólo no me hubiera amarrado las manos para no hacerlo. 

De tu mano me solté antes, de tu mano me suelto de nuevo, finalmente, esto es sólo un reflejo de tu decisión de desaparecer.

No es nuevo.

Pobre aquel petardo que cometa el mismo error varias veces.  Poner la alegría en manos de alguien que tiene como talento engañar y como vicio esfumarse es, desde cualquier punto de vista, una tontería.
Confundir los roles que jugamos en nuestras vidas es muy fácil, sobre todo cuando jugamos a enamorarnos, y hemos aprendido a hacerlo tan bien que fácilmente lo logramos.

No es nuevo.

Es una segunda parte, o será tercera? o cuarta? Perdí la cuenta, aunque realmente nunca la llevé.  De cualquier forma, esto es una repetición.
El corazón intranquilo, las ganas de llorar consecuencia de la rabia,  esperar algo que te nazca? Ahí puedo morir esperando.
A veces me pregunto por qué me sorprende, a veces me pregunto por qué no peleo contra vos, a veces me pregunto por qué te dejé entrar a mi vida cada vez que volviste.
Esto es absurdo.

No es nuevo.

miércoles, 3 de marzo de 2010

¿Dónde?

Detector de energía transformada que te encuentre.
En algún lado tenés que estar.
Al parecer yo no puedo localizarte.
No me instalaron el chip que te ubique en alguna esfera, o varias.
Algo cambiaría con toda seguridad.
Canciones compuestas de acordes menores en el fondo de tu nombre.
Caminar en ese túnel raro.
Encajar.
Percibir.
Recibir.
Estoy convencida que en algún lado estás... ¿dónde será?