domingo, 21 de febrero de 2010

"Recelo que alguien siente de que cualquier afecto o bien que disfrute o pretenda llegue a ser alcanzado por otro"

Lo ves, lo procesás.  Imágenes, palabras.
Algo se enciende por dentro.  Fuego.
La idea de perder de repente se cocina en miedo.
Alguien está ahí, haciendo lo que vos no.
Estás cerca.  Estás lejísimos.
Las promesas de cercanía parecen tambalearse en los presentes.
Conseguir su corazón es muy fácil.  Aceptar que se fue es imposible.
Vuelven recuerdos.  Se rebela tu imaginación. 
Cosas que retumban en tu cabeza.
Se te recalienta el cuerpo.  Rabia.
Negación mezclada con tu incapacidad de evitarlo.

No hay comentarios: