domingo, 27 de diciembre de 2009

Siete veces veintisiete

7 27's

Inevitable que mi mente maquine y maquine cosas hoy, recuerdos y reviva situaciones.

El 27 pasado fue muy raro, amanecí en los brazos de Sebastián junto a Legolas, la Morocha había desaparecido y Santiago estaba peliándome... Habíamos ido al Blue a hacer otra de mis despedidas, la Morocha me había regalado ABSOLUT MOROCHA, fue una noche brutal.

 
En el día, Lego, Sebas y yo almorzamos pizza, luego yo me fui a casa, Sebas me llevó y lloré.  En la noche él volvió y fuimos a casa de Martis y de Alejo M.  La belga que era amiga mía apareció después de no sé cuánto tiempo con un sms haciéndome un reclamo y me partió más el corazón, fuimos a ver a la Morocha a un bar muy cutre en el Lleras y cuando la abracé se nos salieron las lágrimas.  En ese bar estaba mini-me reborracha.

7 años atrás...
En la noche del 26 pensé que te llamaría en la mañana para desearte un muy buen viaje, porque a la hora en que llegué a mi casa ya estabas en casa de Nicolás y me daba pena llamar o algo así...

...Suena el teléfono justo al lado de mi oreja, me despierto pero pienso que aún es muy temprano para llamarte, pienso que no es para mí y sigo durmiendo.  Unos minutos más tarde entra mi mamá a mi habitación diciéndome que me despierte que algo le ha pasado al Gato.  Mi novio? Pero qué le ha pasado a él?.  No sé si por el sueño entendí eso o eso fue lo que dijo mi madre de verdad.
Atiendo el tel, es tu madre, efectivamente no tiene nada que ver el Gato en el asunto, me está pidiendo el teléfono móvil de tu novio, al parecer sufrieron un accidente y no sabe nada de ti.  Lo busco corriendo y se lo doy.  Cuelgo el teléfono.  Ya no puedo dormir.  Llamo a Daniela.

Hablamos un rato, salgo a la calle y me doy cuenta que está lloviendo, bromeamos con que nada te pudo haber pasado y que seguramente estás bien...
...Llamo al móvil de Nicolás, no contesta.  Llamo a tu mamá, no contesta…Mierda.

Tu madre me dijo que el accidente había ocurrido en Girardota, hablo con mi mamá y ella me ayuda a llamar al Centro Médico del pueblo, yo ya estaba bastante alterada… “…María Alejandra Velásquez, sí…, qué?, está seguro?” Cuelga el teléfono, me mira.  “Mamita, Aleja se murió”.

En ese momento mis pies se hicieron Mercurio y caí al suelo, entre el comedor y el bar, contra la pared, ahí me quedé, llorando y gritando al mismo tiempo… Mi mamá me levanta y me sienta en la mesa del comedor, me da un café (siempre he pensado que en ese café había algo más, típico de mi madre cuando Daniela y tu perdían un examen o algo así), me lo tomo muy despacio, llega Mongo, lloro más al verlo…

Tomo el teléfono, es hora de actuar como grande, llamo a Daniela, le doy la noticia, entre su reacción está la negación, Santiago luego le confirmaría o le había dicho antes que yo.  Entre las dos quedamos de llamar a los demás, empezando por la Morocha y Diani, no lo pueden creer, quedamos todas en mi casa.

Había dejado de fumar con tu ayuda, si no hubiera sido así, Coltabaco hubiera hecho su Diciembre gracias a mí ese día.
Baja Nani, llora conmigo, Andrés hace igual, me abrazan, me dan ánimos.  Mi mamá no para de llorar, mi tía desde la finca me llama llorando horrible, hay que ver lo mucho que te quieren en mi familia.

Estoy mareada, no puedo con mi cuerpo, los ojos ya no me abren, no hago otra cosa más que dar gracias por haberte tenido en mi vida.  Mi mamá se sienta a mi lado y me dice que rece para que descanses en paz, que de las gracias por ti y para que la familia de Nicolás esté bien.  Intento hacerlo pero no me puedo concentrar.

Nani me dice que me bañe y me organice para recibir la gente, me lleva al 2° piso y me escoge la ropa.  Un pantalón negro que me fascina y una camisa blanca súper linda.  Me baño, recuerdo que en el baño estaba dando gracias por tu vida a mi lado.  Salgo del baño.  Nani me viste, también me peina.  Ellos se van a ir para la finca otra vez, yo ya no voy, pienso que si querías ayudarme a escapar de la ida a la finca no tenías que ser tan drástica, me río.

Llegan las niñas, una a una, con cada una me doy un abrazo fuerte.  Ya estamos todas, menos tu.  Ahora somos 4.  Seguimos llamando gente.  Tengo las uñas pintadas de azul, color que odias en las uñas, me lo quito.  Llega el Gato, “una más”, así decíamos cuando nos íbamos de fiesta.

 
Información trocada, unos tienen una versión, otros otra, unos son los accidentados, otros dicen que son otros, lo peor es que en todas las versiones, tú estás muerta.  Averiguamos lo del velorio.
Antes de salir, sacamos la botella de Absolut que nos sobró de la finca, da para un trago cada una, después de tanto tiempo debe saber a mil demonios, “por Aleja”, efectivamente, sabe a eso.

Vamos a Campos de Paz.  Las chicas y el Gato.  Cuando me voy a bajar del coche mis pies tiemblan, tengo susto, tu mejor amiga de toda la vida no me puede ver, no me quiere para nada.  No importa.  Vamos a la sala, el Gato me lleva de la mano.  No hay nada, no está el ataúd, hay gente desconocida.  El Gato se va a fumar, las niñas quedamos cuidándonos.  Vemos a Tati, vamos a hablarle, resulta que la señora con quien está es tu mamá, una a una se presentan o saludan y yo quedo de última, cuando ella me abraza se derrite en lágrimas, increíble el lazo que creamos ella y yo sin conocernos porque vivías en mi casa, era como si yo fuera otra mamá tuya…

Vamos a buscar a Nicolás, en esta sala está su hermanita y su tía, hay muchísima gente, no conozco a nadie, él no está por ningún lado, su mamá tampoco.  

De camino a la sala vemos que llega un coche con un ataúd gris plata, ahí vas tú.  Caminamos despacio, muy despacio, ninguna puede con esto.
Antes de entrar a la sala mis pies vuelven a ser de Mercurio, paro, intento respirar y digo que no soy capaz, a mi lado tengo a Diani y a la Morocha, me llevan de gancho, “si sos capaz, vamos”.  La gente mira y mira, susurran, sus bocas se mueven, lloran, llegamos dónde estás.  Te veo.  Muero.  Exploto…

Estamos afuera, llega un coche, baja Nicolás, también una silla de ruedas, es para su madre, siento muchas cosas en ese momento.  Más tarde vamos a hablar con él.  Daniela me dice que a pesar de lo que siento no podemos dejarlo solo, que mucho menos yo, que tenemos que estar a su lado.

Nos quedamos muchas hora en la sala, antes de irnos tu mejor amiga de toda la vida corre detrás de mí y me da las gracias por todo, yo ni lo puedo creer, que gesto tan bonito.

Me voy a no dormir a casa de Dani.  Al día siguiente volvemos a enterrarte, aunque mil veces me dijiste que no te hiciéramos eso, tu mamá tomó esa decisión y no sacó los permisos.  Pasé tantas horas mirándote que aún tengo la capacidad de saber exactamente como te veías, donde estaban las cicatrices, que ropa te pusieron, qué colores usaron para maquillarte, tu peinado…Todo.

Cambió mi vida, perdí la Fé, se acabaron mil sueños, me volví gallina… Cambió totalmente mi forma de ver la gente, todo.  Algo grande dentro de mí murió, se fue enterrado contigo.
 

Qué te puedo decir siete veintisietes después?
 

La relación con las niñas cambió mucho, nos unimos mucho, pero no ha sido igual.  Cada una siguió su camino aunque tenemos una conexión impresionante, se siente raro cuando nos juntamos.  Daniela siempre será la niña, Diani la mamá (prueba de ello es su matrimonio y búsqueda de bebé), la Morocha…qué te puedo decir de ella? Es la que siempre está, la que me da ánimo, es tanto que no sé por dónde empezar ni le haría justicia si lo intento.
 

De los chicos…Todos son la locura, bueno, Santi, Lego, Dani, Lajai, Nico.  Los demás desaparecieron.  Los que hay son “justos y necesarios”, divierten y entristecen, enamoran y rompen corazones, son grandes y cuando uno los necesita, la mayoría de veces aparecen (jaja).  Siguen siendo chicos, unos más dramáticos que otros, pero tenemos relaciones espectaculares, a cada uno de ellos adoro, siempre marcamos muy fuerte nuestros días.
 

Pero qué te digo que no sepas? 
Estás tatuada en mi espalda, “justo en la espina dorsal, lleva tatuado el amor”, estás tatuada en mi pierna derecha, mandando mis pasos hacia dónde estás.  Estás conmigo, siempre.  A veces es difícil recordarte y me da tristeza, porque como dice Calamaro “Sólo muere lo que olvidas” y yo no puedo hacerlo, me odiaría si te dejo en el olvido, por eso hago esfuerzos y revivo días, frases, sensaciones, noches, comidas, chistes, canciones, así al hacerlo se me rompa un poco el corazón, porque son sólo recuerdos y jamás serán renovados o alimentados, pero es mi decisión caminar contigo a mi lado, y haga lo que tenga que hacer, seguirá siendo así.

jueves, 10 de diciembre de 2009

Para leer entre líneas

Tratar de mantener la calma.  Respirar.  Pensar en lo que debo.  "Pasito a pasito".  Vos no colaborás, vos menos.  Extraño hacer ejercicio.  Hay que hacer las cosas bien.  No mas líos, no más metidas de pata, no más ocio.  No se puede meterse en casas ocupadas.  Estrés.  No hay nadie.  Ganas de mandar a comer mierda.  Panic, panic, panic...Tic tac tic tac tic tac.  Que bueno sería meterme al mar y gritar.  AH! A pendre pel cul!

lunes, 7 de diciembre de 2009

Ya llegó Copenhague

Ay!
Que no metan las patas, que no metan las patas, que no metan las patas!
Es un deseo que repito y repito, tal vez así se cumpla, como cuando uno quiere mucho algo y lo dice varias veces llenándolo cada vez de más buena energía, poniéndole nada más que eso para que se haga realidad.

Que no metan las patas, que no metan las patas, que no metan las patas!
Hoy empieza la cumbre de Copenhague, sí, la nueva del cambio climático...Cómo no desear que no metan las patas?  Con lo fácil que es hacerlo, y con lo bastante que lo están haciendo, ya que lo único de lo que se habla en el mundo es el cambio climático, con el que por cierto me tienen mareada, porque nah, que bobada!, en el mundo la gente no se muere de sida, ni mucho menos se muere de hambre, en el mundo no hay gente ridículamente rica ni absurdamente pobre, noooooo, lo más malo que hay ahora es el CO2 cambiando el clima global!
Si claro, ahora el malo de las películas es el CO2, agradecemos al IPCC, Al Gore y a todos los del clan de similares intereses, que nos amarraron la mente con la historia dramática de los polos derretidos y los osos sin casa.  Se les agradece la intención de ayudar a crear conciencia de que a la Tierra hay que tratarla bien, pero por favor, que dejen de darle ánimos a la imaginación de los productores de Hollywood que no hacen más que películas de destrucción masiva.

Que no metan las patas y no tomen decisiones que afecten más a los países que están saliendo de la olla o que no han ni podido asomar la cabeza y están en el fondo de ella!

Yo lo único que pido es que no nos dejemos engañar y no creamos todo lo que nos dicen, siempre nos han tenido como marionetas y con este asunto del cambio climático no es diferente.  Eso sí, no hay que perderse al presidente de Estados Unidos en esta cumbre, a ver con qué sale, mi cabeza a que será un boom! 
Yo no tengo la fórmula mágica, de tenerla sería rica y estaría viviendo en mi isla lejos de todo lo que me ofusca del mundo, tampoco sé a ciencia cierta lo que es verdad y lo que no es, pero hay cosas que no se pueden negar y es que antes también nos han engañado muy fuerte, por eso hay que conocer las dos versiones de cada historia, hay que leer y formar una opinión propia.
 
Desde hace mucho tiempo había querido recomendar en público un blog, que llegó a mí gracias a mis gemelas malvadas favoritas (gracias guapas!), pero no había podido hacerlo, y aprovechando la ocasión del comienzo de la nueva cumbre del cambio climático, encontré la oportunidad perfecta, es un llamado de atención para que abramos los ojos y sobre todo, tiene información diferente a la que desayunamos, almorzamos y cenamos...En fin, aquí está:

http://antonuriarte.blogspot.com/

Qué desubique, pa qué volver!

Desubique.
Desubicada.
Qué tengo que hacer ahora?
Escribir.

Quiero ver.te.
No en cámara web, quiero verte de frente.
Quiero ver cosas.
Tus ojos, tu boca, tu pelo... tu boca.
Poner mi mano en tu mano, sentir si temblás.
Poner mi mano en tu pecho, sentir tu pulso.
Quiero verte sonreír, así, como la canción.
Quiero mirar tus ojos y ver si se asoma la niña o no soy yo.
Ojos color chocolate con rayitos de Sol y chispitas de marihuana.
No quiero que hablés.
Quiero abrazarte.
Quiero que me abracés tan fuerte que me dejés tan chiquita que me podás llevar en tu bolsillo.
Tengo la sensación de que algo malo pasará entre vos y yo.
Todo cambiará cuando yo vuelva a pisar esa ciudad y me encontrés.
Que rabia, si no te tengo y no te voy a poder tener al lado!

Volver...
Con la cabeza en alto.
Con la sonrisa eterna.
Con los ojos brillantes.
Con los pasos tranquilos.
Con el pulso arrítmicamente normal.
Con todo lo aprendido.

Volver a qué?
Buah, que locha volver.

...Al mismo país de siempre, pero no a los infiernos.
...A ver a mi familia, y cargar a Marantonia por primer vez.
...A jugar, abrazar, darles picos y acostarme con mis perros.
...A sentarme con mis amigos.
...A bailar.
...A tomar cerveza, vodka, guaro, tequila, cocteles, jugos naturales, Flor de Jamaica, buen café.
...A caminar cuidándome la espalda.
...A mi bañera y sus paticos.
...A mis móviles y mi cama grande.
...Al hotel paraa que me traten como princesa.
...A buscar trabajo en otra parte.

Joder...que desubique volver allí cuando mi vida es mejor aquí.

domingo, 6 de diciembre de 2009

Chao peque!

"Yo qué voy a hacer sin ti?".
"Buscarte un enano". 
Respuesta cómica, sacada de una buena película que ví con vos, que intenta disfrazar la respuesta verdadera..."No tengo ni puta idea yo que voy a hacer sin vos tampoco, y me está chiflando la idea".
De todas las personas que he conocido este año, vos sos una de las más importantes, de las que más me abrió los ojos, de las que más me ayudó a ser quien soy hoy.
Sabés que "Dejate querer" nació por vos?  Es lo que inspirás, gracias por dejarte querer!

Al lado tuyo hice un millón de cosas diferentes, conocí lugares que no pensé conocer, viví de una forma que jamás se me ocurrió que podría vivir, la verdad y lo sabés, para mí fue un reto enorme irme a vivir así con vos, y aunque no siempre ha sido fácil y ahora hay cosas que parecen estar de cabezas, ha sido espectacular la experiencia...Joder, esto es una de las cosas que más difícil me ha parecido escribir...

Nada menos que un millón de gracias te doy por cada uno de los minutos vividos a tu lado! 
Siempre ha sido de puta madre, hasta la semana en la que dormiste mientras vivías, porque ahí aprendí muchas cosas sobre vos.
Blaugrana y sus miniflores, las dormidas en la playa, las fiestas, los conciertos, las borracheras, las tostadas, las comidas, las cantadas, las películas, las series, las llenas del mes, las risas, las historias, los malgenios, las lloradas, los idiomas, los días de oficina, los paseos, los partidos del Barça, las fotos...Seguirte la corriente y verte seguirme la corriente en tantas cosas ha sido genial!
En mi mente hay un desfile de recuerdos espectaculares que te tatúan en mí y me hacen sonreír, dando gracias a la vida por haber cruzado mi camino con el tuyo durante todo este tiempo.

"Las despedidas no tienen porqué ser tristes" Lo dijo un argentino antes de una despedida dura que viví...Tiene razón, yo de vos no me voy a despedir, no puedo hacerlo, se me partirá el corazón en pedacitos y será muy difícil volver a empezar a vivir sin tenerte al lado en mis mañanas, tardes y noches, pero me aferro a la esperanza de volver a encontrarme con vos, en este o en otro lado del mundo, y a la sensación de que esto no se acaba el día que me dejés en la estación para tomar el tren a Madrid.  Quien diría que la última persona que me verá en este lugar sería la misma que estaba sentada al lado mío el primer día de máster!  jaja, nunca olvidaré lo que pensé cuando me dí cuenta que tenías un resfriado!  Estoy convencida que creamos algo grande, delicado pero fuerte, algo fácil de hacer crecer y espero que siga creciendo, confío mucho en vos!

Te tendrás que conseguir un enano ingeniero, que hable raro, te diga bobadas todo el día para que te riás, que se crea superman a veces, que abracés en la calle, que viva cantando, que te haga carga montón, que te cuente historias locas, que se meta en tu cama a hacer pereza, que tenga un mundo imaginario, que no se calle nunca, que se alimente raro...jum! Suena un poco difícil, no? :D Mejor, así sé que no me olvidarás nunca!

Sos un enigma, definitivamente, sos una caja de sorpresas y sos grande! Lo sos, tanto como el Sol.  Me encanta que tengamos tantas cosas en común, incluyendo el gusto por el cielo, el mar, el tequila...(aquí me podría extender mucho, por eso no digo más), y que a la vez seamos tan diferentes en otras.  Aprender a conocerte un poco no ha sido asunto fácil, pero sí divertido!  Gracias por mostrarme como sos!

A vos te debería hacer un monumento, que tarea de titanes te tocó sin pedirla, aguantarme no es fácil, y vos te encargaste de cuidarme muchísimo, más de lo imaginable, y eso no lo voy a olvidar.  Es tan bueno comprobar, viéndome rodeada de personas como vos, que mi mayor logro no es el máster!

Bueno, ya basta...Debo dejar de escribirte como si esto fuera una despedida...Termino esto entregándote infinitos abrazos acompañados por mil sonrisas, ponelos en tu bolsillo y cuando me necesités...sacá cuantos necesités que nunca se te van a terminar, así te darás cuenta que siempre estaré al lado tuyo, y cuando querás que eso se haga tangible, ya sabés como encontrarme!

viernes, 4 de diciembre de 2009

Despertó la chica!

La veía dormir.  Fue un sueño bastante particular.  Mientras dormía se levantaba, se alimentaba poco pero lo hacía, se bañaba, pasaba una enfermedad, vivía un poco y volvía a dormir.  Quien estaba a su lado no hacía otra cosa que verla en su trance.
Realmente era como un trance.  Poco o nada hablaba, usualmente no habla mucho, pero esta vez fue especial, no respondía a los impulsos que le llegaban, de un mundo que pedía a gritos que despertara, pero eran gritos silenciosos, amarrados con las cuerdas que la separaban del mundo real y la mantenían en su estado.
No había mucho que hacer, excepto vigilar su sueño para estar pendiente de cualquier respuesta que diera señales de vida.
Un día, por la fecha esperada, se soltó los amarres, abrió los ojos, sonrió, saltó y abrazó a quien la había estado acompañando en silencio.  Fue una de las mejores sensaciones verla despertar!  No fue fácil verla dormir, pero como nada más que puro corazón es lo que se tiene, valió la pena la espera...Valió tanto como la resaca que dejó la celebración de verla sonreír de nuevo!

Vida en el Onírico

Vida paralela, personajes iguales en sitios similares, o no.  Cualquier cosa puede pasar, en cualquier lugar del mundo.  Aquí no hay barreras, nos podemos trasladar incluso de un continente a otro, con la facilidad con que un "maestro del tiempo y del espacio" puede hacerlo.

Será que es mucho amor por la vida lo que hace que en vez de descansar siga viviendo, en el mundo de los sueños, con cosas reales y gente que me rodea?

A veces siento miedo al despertar, cuando los sueños son malos, siento que lo que estaba viviendo en el Onírico se hizo realidad, y tendré que despertar a vivir la pesadilla que me tenía atrapada.  Cómo pueden los sueños afectar tanto los días en el mundo real!?

La vida real no es suficiente, eso es lo que refleja soñar tantas cosas todas las noches...