martes, 18 de agosto de 2009

Letting go the past

Letting go the past. It feels so good to leave it all behind. All your whining and complaints, your jealousy and your immaturity. I thought you were different. I fell in love in a weird way but it was pure love. You never understood what you had standing right next to you and you just took me for granted. That was your worst mistake, bigger than leaving me when I needed you most. I'm beyond that bullshit. Got tired of living my life in a way that could cause you no pain, I'm done with that, I'm sorry if it hurts, but you've hurt me enough and sooner or later someone should pay for my too many times destroyed heart.

Knock it off with the acting. I'm not going to keep on holding the crystal bubble I've helped you live in to avoid pain anymore. If you feel sad then go through with it, I'm not taking magic erasers anymore, I'm not painting you a life full of colors and music, smiles and cheers, if you have to crumble, go ahead, do it, I'm out, out to the sea, looking for something I lost when you shook my world.

Maybe in another time of our lives we can be friends again, but I don't feel like dealing with you right now. I won't hide my feelings anymore. You erased me from your memory, it's fair that I do the same..

lunes, 17 de agosto de 2009

Ayer te quité la ropa

Llamé a tu número y ahí estabas.  Respondiste y en unos minutos estabas en mi casa.  Yo estaba sola.  Empezamos a hablar como siempre de cualquier cosa, recordando tiempos en los que nada malo habíamos hecho, sólo era diversión, si tan sólo hubiéramos dejado la chorrada de enamorarnos a un lado, nunca hubieramos tenido que separarnos.
Yo tenía una camisita y unos calzoncitos blancos, me gustan mucho y desde que había llegado a casa me había quitado todo lo demás, hace mucho calor en estos días de Agosto y la ropa nunca ha sido lo que más me gusta usar. 
De la nada me dijiste "¿Cómo es que me recibís con tan poquita ropa?", me reí, dije "No es algo que no hayás visto antes y hace calor, pero si te molesta me pongo más ropa, no hay problema", me reí de nuevo y sonreíste, "No! Cómo se te ocurre!", fue lo que lograste decir mientras mis ojos se encontraron con los tuyos cuando dejé de caminar por toda mi habitación. 
Era inevitable estar nerviosa, me temblaban las manos tanto como los pies, me movía de un lado a otro guardando cosas, moviendo otras de un lado a otro, me senté en la cama y te miré, estabas en una silla viéndome mover como loquita, "¿Nos fumamos un cigarrito?", te pregunté justo cuando me senté, realmente quedarme quieta era imposible, "claro, vamos!"
Salimos al balcón, había poca gente en la playa, era un poco tarde y los domingos la gente parece tener conciencia de levantarse a trabajar al día siguiente.  Sobre el mar se reflejaba un poco la Luna que se estaba llenando y el viento movía las hojas de las palmeras, "Me gusta este lugar, me gusta este sonido" dijiste guardando el humo en tus pulmones, "A mí me gustás más vos" pensé, me reí, soltaste el humo, "¿De qué te reís?", "Me gusta lo que esta pasando en este momento", dije sonriendo y mirándote, creo que no tenés idea lo mucho que me gusta mirarte. No dijimos nada durante unos minutos.  No fue silencio incómodo, fue el mismo silencio que siempre hemos guardado cuando nos sentamos a observar.  "En este balcón me acuesto a veces a tomar el Sol cuando hay mucha gente en la playa y me da pereza bajar", "perezosa, no cambiás" te reíste y yo hice lo mismo, para que negarlo, es real.  "¿Con ropa o sin ropa?", te miré con los ojos muy abiertos, no supe como más reaccionar, "¿Con ropa o sin ropa qué?", "Tomás el Sol!", "Ah!, sin, así aprovecho para quitarme un poquito las marcas porque nadie me puede ver aquí", no supe que pensaste, sonreíste y no hablaste más hasta que dijiste que entráramos porque hacía frío y querías poner música.
The kooks fue tu elección, me gusta esa banda, puse una canción que me gusta mucho, se llama Naive, luego dejamos que sonara aleatorio, de repente escuché  "Yo te quiero ver como si estuvieras en el balcón tomando el Sol" me reí muchísimo, no sé si del susto o del alivio que sentí porque te atreviste primero.  "Primero tenés que estar como yo porque estoy en desventaja", me miraste, picaste un ojo y te quitaste la camisa, "Cerrá los ojos", lo hice y cuando me dijiste que los abriera, me encontré con vos al frente mío sin camisa y sin pantalón, algo dentro de mí se derritió, te sentaste en la misma silla y yo volví a sentarme en mi cama.
A partir de ese momento hicimos lo que tantas veces habíamos hecho y tantas otras quisimos hacer, jugamos despacio, hablando y haciendo peticiones para ver nuestras partes, huesos del patrimonio, tatuajes, rayitas, heridas de guerra...Mientras íbamos haciendo eso teníamos que ir apartando lo que nos quedaba de ropa, hasta que fue necesario perderla.  No sé quien temblaba más, hacía mucho tiempo no jugábamos así, había pasado mucho tiempo desde la última vez que lo hicimos y era el momento ideal.
La sensación que te absorbe la mente cuando no se tiene nada que perder se apoderó de mí, me levanté y caminé hacia vos, me viste acercarme sin decir nada, me agaché y te dije algo muy pasito, te puse una mano en el cuello y te dí un beso, delicioso como siempre, como si nunca lo hubiera hecho antes, lento, no tenía afán alguno, ya no habían barreras y ese lugar perfecto había que disfrutarlo.  Algo tiene tu boca que con un pequeño roce me dispara el movimiento, me gusta lo que siento cuando te dejás llevar y hago lo mismo, no es otra cosa diferente a perfección.
Te quité la ropa sin tocarte, te quitaste la ropa para que yo pudiera disfrutar, me quité la ropa para enloquecerte y nos perdimos en la cercanía y en el secreto, te levantaste de la silla, rodeándome de besitos me llevaste a la cama y haciendo lo que nadie sabe fui feliz, tocándote de pies a cabeza, enredándome en tu pelo, perdiéndome en lo que tanto me gusta, sintiendo como tu piel recorría la mía y tu boca me hacía temblar. 
Es delicioso, es algo que dura más que el tiempo que estuvimos jugando a la seducción y a hacernos estallar.  Desatar lo que siempre guardamos vale, dejarnos llevar también, todo se valió anoche, cuando te llamé para volverte a ver y terminé durmiendo, con mi mano en un abdomen que me borra la decencia, al lado de quien me libera el diablo y me quita la cordura!
Ahora mi cama huele a vos, mi piel te guardó en su memoria y como siempre, fue una noche para recordar.nos.

miércoles, 12 de agosto de 2009

Diablo y corazón

Amarramos el corazón con una cuerda de acero, inoxidable, le dimos muchas vueltas para evitar que las afloje con su palpitar, no podemos permitir que vuelva a dejarse crecer alas y si lo hace, no podrá volar de cualquier forma.  Tiene mucha fuerza, pero está tan apretado que lo único que puede hacer es tranquilizarse o se desangrará por las heridas que le seguirán saliendo si intenta volver a soltarse.
De igual forma amarramos el diablo con una cuerda de acero, sí, como la de una guitarra, o mejor, como la de un bajo, gruesa, fuerte, difícil de reventar.  Le soldamos las puntas a la cuerda y lo encerramos en una caja fuerte para que no se pueda escapar, el diablo tiene esa capacidad de escabullirse por cualquier rendija que vea disponible, por cualquier falla y suficiente daño ha hecho.  Era divertido jugar con él de vez en cuando, pero tuvimos que quitarle la libertad.  Lo podemos sentir aún, gritando, dando golpes, lanzando maldiciones, saltando, me imagino que se intentará arrancar los cachitos de desespero, pero está tan encerrado que pronto entenderá que es mejor acostarse a dormir o morir, aunque no creo que pueda morir, es el diablo!
Dónde están las llaves de la caja fuerte? ...mmm...Les contamos a cambio de sus vidas!  (aquí es donde me río)...Jugando, como siempre, podemos decirles que una está en un lugar lejos, de difícil acceso, rodeado por algo grande, profundo, no es posible llegar allí en cualquier momento por mucho esfuerzo que se haga, y la otra está en un lugar complejo, desconocido por muchos, un lugar tan ilógico que nadie se imaginaría que ahí está guardada, tampoco es fácil acceder a él y por eso están seguras, súper protegidas y quienes sabemos dónde están, sabemos también que muchas cosas malas podrían pasar si dejamos las llaves en manos de alguien más, que es mejor dejar el diablo encerrado y custodiar hasta que sea necesario las llaves para que nadie pueda dejarlo escapar.
Pura maldad, mucha maldad...Es fácil hacerla y difícil reparar los daños.  Algunos mortales creen que el tiempo sumado a las palabras hacen que los daños se olviden y así se arreglen, otros por el contrario creen que cuando algo se rompe hay que arreglarlo.  Bien sabemos todos que las palabras existen en las mentes y se hacen reales sólo en el momento en que son pronunciadas o leídas, no son más que eso y hay que ver el poder que tienen!  Las palabras no solucionan mucho cuando con ellas no caminan las acciones.
Heme aquí tratando de volver a lo mío, jugando con palabras, al frente de lo que siempre quise y no puedo dejar de sentir nada! Nada como en "Historia sin fin", la nada que todo lo destruye, la nada que podría sacar el diablo que encerramos con tanto esfuerzo, porque es tan fácil cambiar de parecer e inclinarme por el lado dañino que mantener el equilibrio es tarea de Titanes, la verdad es que es más fácil destruir que construir, pero las cosas fáciles son para los mediocres y tal cosa no nos recorre por dentro!
No es cuestión de amar para hacer el bien, es como siempre, cuestión de Karma, el mismo que me hizo arrepentir de cosas ayer y hoy me cuida los pasos, sin el corazón en el ruedo porque no hay necesidad de arriesgarse, sigo andando, rodeándome de cosas buenas hasta llegar a mi estrella, al lado de ella...a Alnitak!

Del otro lado

Un día lo tuve todo, lo tuve todo y lo perdí...Logré que quien me amaba girara 180° y me odiara, lo sentí...Ausencia, dolor, recriminación, lágrimas, gritos, desesperos y un poquito más de decadencia...Llegué al fondo, ahí donde no ves la luz por ningún lugar, ahí, donde agitás las manos para que alguien te vea y te ayude pero no obtenés respuesta, me quedé durante mucho tiempo...Encerrada por dentro mientras por fuera seguía viendo en blanco y negro la gente, las ciudades, los días y las noches, la música era un túnel para transportarme entre mi realidad y la de afuera, no funcionaba muy bien aunque aprendí muy bien a pretender.
Un día, luego de dejar pasar más tiempo de lo justo, me quité los lentes, dejé que el Sol me tocara los ojos y me quemara la piel, sentí un abrazo de corazón y vi unos ojos brillar al verme, me di cuenta que hay otras personas capaces de sacudirme el mundo, algunas ya están aquí, otras llegarán.  Me levanté despacio, siempre es mejor evitar mareos, con calma miré alrededor y me enamoré de la vida, no es perfecta, dudo mucho que exista tal cosa, pero es más de lo que imaginé vivir y eso me hace feliz.  Sensaciones, millones de ellas, me llenan los pulmones de algo indescriptible, es magnífico...Desbordan sonrisas, nervios, ganas de saltar, bailes, canciones, colores...Vuelvo a vivir con Alegría…
Ahogarme está en mí, creo que volverá a pasar porque estoy segura que volveré a enamorarme eventualmente, pero acepto con el corazón sano que voy pasito a pasito, que no caeré a no ser que sea necesario, y que siento con mucha intensidad la fuerza recorrerme la mente con sus enseñanzas y voy a evitar con todo lo que pueda la imborrable sensación de alguien intentándome recoger.