viernes, 5 de junio de 2009

Qué hacías mientras su vida se escapaba de su cuerpo?

Tal vez mirabas el mar, la Luna que se iba llenando mientras se reflejaba en sus aguas en calma, pensando en lo mucho que te gustaría que las cosas fueran un poco diferente, lamentándote por no poder ir a donde querías ir o estar con quien quisieras, detestando al tonto que no aprendió a comportarse con una chica, dejando que el olor del mar te impregnara y el aire te tocara el cabello...
Tal vez estarías cantando alguna canción que te hiciera sentir tristeza por no ser capaz de valorar lo bueno que estabas viviendo, caminando al lado de una persona que habías empezado a querer, pensando en lo mucho que te gustaría ir al faro que iluminaba con su luz la costa y quedarte ahí un momento, sintiendo cansancio de una noche de fiesta para celebrar la vida de una chica que no evitaste querer, preguntandote porqué tendrías que irte tan pronto si la noche era tan hermosa...
Mientras tanto, al otro lado del Atlántico su vida se apagaba...Dejaba de existir alguien que en un momento de tu vida significó algo, alguien que te dejó huellas imborrables, alguien con quien compartiste muchísimos años, alguien que sufrió un golpe muy duro y le tocó dejar ir sus sueños para recuperarse, sin embargo lo viste volver por la puerta grande como todo un campeón...Y ahora? Es inevitable sentir tristeza, qué  habrá pasado?
Se cerraron sus ojos, su garganta no tendrá que pronunciar nunca más una palabra, ya nunca más le dolerá caminar...Se acabó el dolor...Espero que en alguna época vuelva a verlo y esté tan bien como cuando montaba en su tabla, cantaba, contaba chistes y se reía inflando sus cachetes...
Buen viento compañero, nos vemos en el cielo!

No hay comentarios: