miércoles, 5 de noviembre de 2008

Insomnio

No, definitivamente el mundo Onírico me cerró las puertas esta noche fría en la capital...Las noches anteriores ha sido difícil entrar pues mi más querido animal no me deja dormir fácil o en su defecto bien, pues está mal herido y su dolor y molestia nos impiden descansar de noche, por lo que el sueño es repuesto en las mañanas.  Pero esta noche es diferente! Muy lejos estoy de mi zilín, es necesario madrugar a recoger algo importante por lo que dormir en la mañana no será posible.  Será la ansiedad? Serán los recuerdos de quien me hechizó y no me deja olvidar? Serán los ronquidos de mi vecina? Será la costumbre de no dormir de noche? Será el calor que ya tiene esta cama de tantas vueltas que he dado en ella?
Que desespero!

No hay comentarios: