lunes, 20 de octubre de 2008

Algo de un perdón

Me fascina tu incoherencia...
Dijo un sabio "Si no te perdono, no te merezco", perdonar se logra cuando se deja de pensar, quisiera, una vez más, entrar en tu cabeza y borrar el recuerdo y los pensamientos inventados que no te dejaron realmente perdonar, quisiera hacerlo para quedarme tranquila sabiendo que no te hago más daño y que me dejás ir con tu perdón, no para que volvás a mi vida, sino para retirarme en paz, dejándote literalmente sintiendo paz.
Paz que no tenés, no sólo por mí, sino por otras cosas, pero con que descansés de mis "malos recuerdos" me doy por bien librada.
Te pedí millones de veces perdón, nunca lo concediste a pesar de lo que parecía con tus excelentes actuaciones, espero que en el futuro yo no sea más un personaje de tu historia triste y reaccionés al darte cuenta de una verdad que ahora tus ojos volados no ven, ojalá en ese tiempo valga la pena y podás perdonar...

No hay comentarios: