viernes, 26 de septiembre de 2008

Tarannnn...deambulando!

Oculta entre la niebla, niebla de humo, humo de hierba quemada mezclado con explosión de media noche, niebla de un corazón que pintó de negro el mundo cuando perdió lo que más quería.  Ojos desenfocados, ojos alcoholizados que te buscan en cualquier figura, en cualquier lugar.  Camino y trato de quitar de mi camino la niebla que confunde, que no me deja ver la luz.  Miro hacia un lado, miro hacia el otro.  Retrocedo y giro desesperadamente tratando de buscar una salida a una situación enredada en la que me metí sin quererlo, en la que nunca quise estar y no la encuentro.  Vos sos la salida, vos sabés cual es el camino que tengo que recorrer para volver a ver el cielo azul y los colores de una ciudad que me gustaba, pero no te interesa indicarme, no te importa si me quedo deambulando entre llanto y sombras, y te alejás, te ponés tus súper gafas y dejás a quien querías con un millón de preguntas sin respuesta, perdida hasta que pase algo que te haga reaccionar y metás la mano y me saqués de este ridículo estado, porque si no entiendo en donde estoy y no soy capaz de resolver esto para que volvás, no veo como salir a la superficie.

No hay comentarios: