jueves, 19 de junio de 2008

Una cosa con sinceridad

No entiendo o no quiero entender.
Te dejé de amar o no lo hice.
Realmente no lo hice, no hay nadie en el mundo que te ame más que yo.
Superé que no quisieras estar conmigo, lloré tantaa veces que perdí la cuenta, me volví loca tratando de buscar respuestas que vos ni tenías, caí tan bajo que sentí lástima por mi y cuando abrí los ojos, en ellos se percibía rabia.
Cicatricé, de tal forma que en mí quedó una capa tan dura como tu adiós esa vez cuando acabaste con todo, y ahora no soy capaz de quitarla, no puedo hacerlo así lo desee, en mi memoria corporal y mental está grabado un sufrimiento y un rechazo a formas que intentan atravesar esa capa y hacerme enamorar de nuevo.
Te he probado, me fascina tu sabor, enamorarme de vos transformó mi mundo y lo acepto, no soy igual que antes porque conocí el paraíso de la mano de un Sol que me cegó, pero no encuentro como remover las cicatrices, se quebraron los puentes, se taponaron las vías y me duele verte fracasar en tus mil viajes rumbo a recuperarme.
Mi vida sin vos es aburrida, tu boca me gusta, tenés unos labios tan suavecitos como la sensación de despertarme a tu lado.
El 1º de junio le dí la despedida al mes que menos me ha gustado del año y lo hice a tu lado, y en compañía del vodka me desperté a un nuevo mes, recuerdo abrir los ojos y verte en mi cama.  No podía haber otra forma más relajante de despertar en el momento.
Realmente coloreás mi vida de emoción, me encanta como vamos día a día lidiando con asuntos, unos más importantes que otros, pero con todos podemos, por qué tengo que concebir la idea de perder mi ancla?
No te enamorés de esa forma!
Yo amo todo lo que sos, el músico, el futbolista defensor, el Parra enamoradizo de toda mamasita, el niño chiquito, el llorón quinceañero, el peludo, el pecueco, el nicousteau, el bajista, el loquito berrinchudo, el corroncho, el rockero y el que es todo para mí.  Todo lo que sos y todo lo que hacés yo lo amo, porque te he aprendido a amar desde que te conocí y entendí que no podía dejarte solo.  Todo de vos me gusta (bueno, casi) pero no quiere decir que tenga que repetir lo que ya vivimos tantas veces.
Sola? Claro que estoy sola! Aún no entiendo bien porqué han pasado muchas cosas que me tienen hoy sola, pero no creo que lo que necesite es a alguien que se interponga entre mis sueños y yo, y eso es lo que pasaría si me metiera en una relación, por eso huyo, como cobarde, como conejo perseguido, huyo para no hacerme daño y comprometerme, tener que replantear decisiones ya tomadas.  Ahí te incluyo porque sé que si te doy cuerda voy a dudar y no es hora de hacerlo, es hora de pensar en mí, tomar riendas y hacerme crecer.  Sinceramente respondeme qué pasaría si pudiera irme en 4 meses?
Enamorarme si es posible, lo volví a sentir, lo que no veo posible es formatearme y volver a empezar... Lo siento chico de mis alegrías, lo siento con el corazón, no te quiero dañar más...
Cómo podemos hacer de esta una oportunidad que sea diferente a las anteriores?

No hay comentarios: