sábado, 8 de marzo de 2008

Viéndote, pensándote

Una figura tan bien dibujada sobre el aire que alcanza a perder un poquito de su aroma cuando se mueve y aún así sigue siendo perfecta.
Una piel tan suave al tacto que al tocarla se van perdiendo los límites hasta donde es permitido llegar, mis manos se deslizan suavemente sobre una superficie sin obstáculos y a medida que avanzan le van enviando al cuerpo sensaciones que aceleran el corazón y succionan algo por dentro, creando un vacío que me impide parar de tocar, aumentado por la respiración y los leves movimientos de tu cuerpo, lenguaje disimulado que dice seguí!
Unos ojos que parecen aceitunas, grandes como dos soles e igual de poderosos, con una sola mirada me tragan como un hoyo negro y me hipnotizan mientras intento entender que hay detrás de todos esos colores y brillo.
Una escultura sin grieta alguna, me acerco cada vez más y el zoom solo me demuestra que cada centímetro de esa superficie es perfecto y que avanzar hacia tu cuerpo es un camino a la locura, me enloquecés con tu olor y tus gestos que hacen innecesarias las palabras.
Recorrerte es mi obsesión, tus labios me provocan y todo tu cuerpo me incita a robarte de un mundo que es capaz de no tocarte y no lo soporto.
Que feliz voy a sentirme cuando llegue la oportunidad de hacerte volar sin límites!

No hay comentarios: