martes, 11 de marzo de 2008

Te pierdo o no te pierdo?

Te conocí y ya eras de alguien.
Alguien ostentaba al mundo el poseerte.
Siempre estuvo ahí, jamás se fue.
Lo que vivimos vos y yo fue y es muy grande, desde que nos conocimos se sintió un click, señal que se recibe cuando se encuentra a una alma gemela, y ese alguien siempre estuvo ahí, presente o ausente, nunca se fue.
Por qué duele entonces?
Mi alma gemela! Mi alegría aumentó desde que nos fusionamos, tu vida encontró el sentido de tener a alguien como yo lista para entregarte lo que pidieras con o sin palabras, y ese alguien parecía no importar mucho, llegaba y se iba, con su vaivén me confundía y tal vez por eso duele ahora saber que jamás se volverá a ir...
Lo que vivimos en su ausencia se quedará en el pasado y eso rompe el corazón y duele la ansiedad que aumenta cada vez que te veo y no te puedo dar lo que quisiera.
Nunca más serás libre de amarme y dejarte amar; siempre estará ahí, vigilando, compartiendo, observando, ostentando su mas preciada posesión y yo qué puedo hacer?
Yo llegué y ya eras de alguien, no puedo pelear en su contra, perder es el final de eso y perderte no es una opción, aunque algo dentro de mí siente que ya pasó o que talvez nunca te tuve porque siempre fuiste de alguien...
Cómo perder a alguien que ya tiene dueño?
No sos vos, sos vos y ese alguien, nunca se separarán y así como podremos dar lo que quisieramos?
Nunca más te tendré una noche entera? Tendré que pedirle permiso para amarte? Tendré que compartirte para siempre? Es acaso hora de dejar atrás el amor?
Miedo, temblor...No puedo perder lo que nunca fue mío, pero es que sí te tuve, así me lo hiciste sentir, así me lo hacés sentir! Será acaso que tendré que dejar de compartirte?

No hay comentarios: