miércoles, 19 de marzo de 2008

Pensándote y viéndole

En tu silencio descubro millones de cosas,
En tu silencio veo una criatura misteriosa,
En tu silencio percibo la costumbre que te ha dejado la soledad,
En tu silencio guardo mi voz y te acompaño.

Quisiera saber que ven tus ojos,
Quisiera saber quién hace palpitar tu corazón,
Quisiera escuchar que pensás cuando me ves,
Quisiera saber que sentís cuando estoy a tu lado y cuando no estoy, cuando te hablo y cuando me quedo callada, cuando aparezco y cuando me pierdo;
Quisiera robarte del mundo un momento para viajar a Fantasía,
Quisiera estallar de alegría agarrada de la mano con vos.

En tus ojos hay millones de pensamientos, recuerdos, sueños, visiones, sonrisas y lágrimas.  Al mirarlos, en ese instante todo lo que intento descifrar me atrae hacia el estado mental más deseado de todos, el que inspira a adorar sin cordura, el que produce felicidad extrema, el que me hace reclamar la dosis de vos, dosis que aumenta con cada gesto y cada minuto que adornás con tu atención.

Camino a tu lado, una Luna llena va saltando sobre el mar, rompiendo el cielo con su luz, dejando caer los pedazos sobre el mar para ir enlazándolo al cielo.  Luz de Luna llena que trata de resaltar una silueta que guarda con gracia el secreto de la más grande belleza; una silueta sobre un fondo formando un conjunto que me demuestra la existencia del paisaje más soñado; paisaje que encaja perfectamente en mi visualización de paraíso...

No hay comentarios: